La primera fase del Fundoma afectará a dos edificios y costará tres millones

Las obras prepararán uno de los centros de discapacitados, el de primera acogida de menores y los servicios comunes La fundación ya ha solicitado la licencia municipal

A. F. A.OVIEDO
ESPERA. Los edificios del recinto del Fundoma aguardan el inicio de las obras que les darán un nuevo uso. / JESÚS DÍAZ/
ESPERA. Los edificios del recinto del Fundoma aguardan el inicio de las obras que les darán un nuevo uso. / JESÚS DÍAZ

Según las previsiones, el próximo verano la Fundación Docente de los Mineros Asturianos (Fundoma) ampliará su actividad. Para entonces debería estar en funcionamiento el renovado edificio Arco Iris, que albergará a los internos de La Cadellada. Es uno de los dos centros de discapacitados incluidos en el convenio sellado en julio con el Principado y forma parte de la primera fase de las obras, que «supondrá una inversión de algo más de 3 millones de euros», según indicó el gerente de la fundación, Dimas Suárez.

Además del Arco Iris -cuyo ancho de planta aumentará cerca de tres metros para ganar espacio- en esta fase inicial se adecuará otro edificio, el denominado Chalé. En el futuro, servirá como centro de primera acogida para menores de entre 12 y 18 años y su gestión correrá a cargo del Instituto Asturiano de Atención Social a la Infancia, Familia y Adolescencia.

El convenio firmado entre la Consejería de Bienestar Social y el Fundoma define una colaboración a largo plazo (en principio 20 años, prorrogables en periodos de cinco) y supone la creación de dos centros de discapacitados, un geriátrico con 72 plazas para dependientes y el mentado hogar para menores.

Para cubrir las nuevas demandas, el Fundoma deberá mejorar los servicios comunes del recinto. Dimas Suárez señaló que en la primera fase se incluirán también las obras en la lavandería y la cocina. Tendrán que prepararse para funcionar de forma 'industrial', dado que el número total de alojados en el futuro complejo ascenderá a 243 personas (13 menores, 108 plazas de discapacitados, 60 en el centro de día y 72 en la residencia de mayores).

Licitaciones

Precisamente, el hecho de necesitar unas actuaciones tan concretas podría llevar al patronato del Fundoma a sacar distintos concursos públicos para cada una de las obras. «El patronato se reunirá en setiembre para ver cómo se define el concurso, estudiamos la posibilidad de que cada obra salga por separado», dijo Suárez.

De momento, la fundación ya ha presentado la solicitud de la licencia municipal de obras. El gerente confía en que «salga todo junto ya en breve», dado que los plazos planteados por Jesús Manuel Muñiz Castro, director general de Minería, Industria y Energía además de presidente del patronato del Fundoma, señalaban que los trabajos deberían comenzar en el último trimestre de 2006.

El gabinete técnico de Establecimientos Residenciales para Ancianos del Principado (ERA) elabora el proyecto de ejecución para los edificios. «Nos lo presentarán pronto, para que podamos convocar a las empresas invitadas al concurso», precisó Suárez.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos