El campo de fútbol de Cangas dispondrá de hierba artificial a partir del 2 de setiembre

J. M. A.CANGAS DEL NARCEA
VISITA. Gutiérrez Granda, José Manuel Cuervo y directivos del Narcea, ayer, en las instalaciones de El Reguerón. / AZCÁRATE/
VISITA. Gutiérrez Granda, José Manuel Cuervo y directivos del Narcea, ayer, en las instalaciones de El Reguerón. / AZCÁRATE

Las obras de sustitución del césped de hierba del campo de fútbol de El Reguerón por hierba artificial concluirán el próximo 2 de setiembre. Así lo anunció ayer el director general de Deportes, Daniel Gutiérrez Granda, durante la visita que realizó a las obras en compañía del alcalde cangués, José Manuel Cuervo.

Gutiérrez Granda explicó que «si la climatología lo permite, las obras del nuevo césped estarán completamente finalizadas el día 2 de setiembre y los equipos de fútbol del Narcea podrán empezar la temporada con total normalidad».

Las obras de instalación de la hierba sintética contaron con un presupuesto de 550.000 euros que fueron financiados por el Principado, el Ayuntamiento y la Federación Asturiana de Fútbol. Además del césped artificial se acometerán las obras del cierre perimetral de todo el campo de fútbol, la instalación de los cañones de agua y la colocación de cuatro torres de iluminación.

Daniel Gutiérrez Granda indicó que la instalación de hierba sintética en el campo de El Reguerón «era una prioridad para incrementar el número de horas de la práctica deportiva de los equipos de la Sociedad Deportiva Narcea». Además, permitirá al club disponer de unas instalaciones en perfecto estado, ya que el terreno de juego sufre todos los años las consecuencias de la lluvia y de las heladas invernales.

Piscina de Allande

Antes de su visita a Cangas del Narcea, el director general de Deportes se desplazó hasta al concejo de Allande para, en compañía del alcalde, José Antonio Mesa, presidir el acto de inicio de las obras de construcción de la piscina municipal descubierta de la Pola.

La obra está financiada mediante un convenio suscrito entre la Consejería de Cultura y el Ayuntamiento. El proyecto cuenta con un presupuesto de 673.120 euros y los trabajos tienen un plazo de ejecución de ocho meses.

La nueva piscina tendrá una alberca de 25 por 10,5 metros y, pese a que es descubierta, estará dotada de un sistema de placas solares para elevar la temperatura del agua. Las nuevas instalaciones se completará con una zona de solarium y aseos.

El equipamiento, muy demandado por los vecinos de Pola de Allande, se construirá en una parcela colindante con el área recreativa de Las Veigas, frente al colegio público. Este solar tiene 2.000 metros cuadrados y fue adquirido por el Ayuntamiento el pasado año.