Gozón encarga un estudio sobre la recuperación de los ríos y arroyos del concejo

P. G.-P.LUANCO

El Ayuntamiento de Gozón ha encargado un informe sobre el estado en que se encuentran los ríos y arroyos que discurren por el concejo. Dicho estudio deberá estar acabado el próximo mes, cuando se prevé que sea remitido al organismo competente en la materia, la Confederación Hidrográfica del Norte (CHN).

El interés municipal pasa por recuperar toda la red hidrográfica, que se encuentra en un estado de deterioro «alarmante», según señaló el concejal de Medio Ambiente, Ramón Artime. Este deterioro se debe, en gran parte, al crecimiento de la actividad industrial, especialmente en materia ganadera, y a la carencia de una red de saneamiento en la zona rural.

Más truchas

El informe incluirá un estudio sobre las principales necesidades que presentan los ríos y arroyos, en algunos de sus tramos y estuarios. Otro aspecto que se tratará será la posibilidad de recuperar la fauna existente: «Algunos de estos arroyos fueron muy trucheros y, ya hace años, se perdió esta población. Ahora queremos que vuelva a nuestros ríos», señaló Artime.

Por la orografía del terreno existente en el concejo, la red hidrográfica es pequeña y sólo destaca el río Vioño, como el más largo y caudaloso del municipio. Por esta razón, la proliferación de maleza impide que sus caudales discurran con fluidez, generando una serie de pozos y aguas estancadas con efectos nocivos para su entorno.

Uno de los cauces más deteriorados por la falta de agua es el río El Pielgo, en el tramo del barrio de La Frontera en Antromero. La maleza, unida a la escasez de corriente, origina durante la estación estival focos de aguas estancadas contaminadas por los vertidos que dan a su cauce. También se puede apreciar el mismo problema en otros arroyos como el del Heres, que desemboca en la playa de Bañugues. El informe recogerá todos estos aspectos y un plan de actuaciones para su recuperación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos