200 trabajadores ultiman las obras en los centros escolares

El edil de Educación, Román Antonio Álvarez, prevé que los trabajos finalicen antes del inicio de las clases La inauguración del curso por los Reyes acelera las labores en el Enrique Alonso y el IES Carreño Miranda

CHRISTIAN BARTSCHAVILÉS
INTENSIDAD. Trabajadores de la Escuela Taller ultiman nuevas aulas en el IES Carreño Miranda. / R. G./
INTENSIDAD. Trabajadores de la Escuela Taller ultiman nuevas aulas en el IES Carreño Miranda. / R. G.

Con la llegada del verano, profesores y alumnos abandonaron por unos meses los colegios avilesinos, pero esto no significa que las aulas se hayan quedado vacías. Su puesto ha sido ocupado por casi 200 personas provenientes del Taller de Empleo Nuevo Milenio IV, de las acciones complementarias del Plan de Empleo, de empresas contratadas y del servicio municipal de Mantenimiento, que estos días ultiman los trabajos del plan de obras en centros escolares antes del inminente inicio del curso.

«Nuestros recursos nos permiten mantener una gran intensidad de trabajo», explicó el concejal de Educación, Román Antonio Álvarez, quien se mostró muy satisfecho por el ritmo que llevan las obras. Según apuntó, la mayor parte de ellas estarán terminadas antes de que comience el curso lectivo. «Aún hay mucho por hacer, pero la mejora de los centros ha sido sustancial. Hablamos de una renovación total de los colegios, con nuevos servicios y la eliminación de barreras», subrayó.

Álvarez explicó que de los 400.000 euros presupuestados en el convenio de obras de 2006 «casi todo ya ha sido empleado o está comprometido». De hecho, la mayor parte de los trabajos incluidos en el plan ya han sido ejecutados, aunque aún resta por hacer.

Es el caso de uno de los proyectos más importantes de cara al próximo curso, la puesta en marcha de una segunda unidad de 0 a 3 años en el colegio Apolinar García Hevia, que complementará a la existente en el Marcelo Gago. Los trabajos consisten en la adecuación del edificio del parvulario para albergar a 62 niños de hasta tres años. Está previsto que las obras se prolonguen hasta el mes de octubre. Por su parte, los pequeños de tres a seis años se trasladarán al edificio del propio colegio. Los pequeños contarán con un nuevo patio infantil con rampa de acceso. Las obras en el Apolinar se completan estos días con la reparación de la cubierta del polideportivo y la rehabilitación de la vivienda del conserje, casi finalizada.

El colegio de El Quirinal es otro de los que alberga una de las acciones más importantes, como es la remodelación y ampliación de su patio infantil, que duplica su superficie e incluye la reparación de su cubierta. Se trata de la primera fase de una serie de obras en el centro que se completará el próximo curso con la creación de un nuevo acceso desde el centro de salud.

Por otra parte, varios colegios se encuentran estos días terminando sus obras, como el de La Carriona-Miranda, donde se está procediendo a pintar su interior, o el Marcos del Torniello, pendiente de finalizar la cubierta de su cancha (su famosa 'boina'). En el colegio Poeta Juan Ochoa, se está reparando su iluminación exterior y reformando la instalación eléctrica de su aula de informática, después de haber finalizado varias obras pendientes de 2005. La reparación de la cubierta del colegio de San Cristóbal es otro de los puntos de este apartado, así como la de las luminarias del patio del colegio de Versalles y la ampliación de un aula en el colegio de Villalegre (en el que se han creado nuevas aulas y que está pendiente de la construcción de un muro de contención). Por su parte, en el colegio de Llaranes se está pendiente de proceder a su pintura exterior (que irá con cargo al próximo presupuesto). Pero el caso más espectacular puede ser el del Marcelo Gago, donde se están ultimando los detalles de su nuevo salón de actos (con un aforo para más de 200 personas). Su cubierta se ha renovado completamente, así como su escenario, suelos y camerinos. En todos estos espacios la madera ha contribuido a modernizar completamente su imagen.

Otros centros, como el Fernández Carbayeda, el Palacio Valdés, el Virgen de las Mareas o el de Sabugo ya han completado las reparaciones incluidas en el plan de obras 2006, al igual que la escuela de educación infantil del Marcelo Gago, cuya pintura exterior se realizó ladrillo a ladrillo.

Visita de los Reyes

Sin embargo, los centros que estos días viven un mayor ajetreo son los que el próximo 11 de setiembre acogerán la inauguración oficial del curso escolar a cargo de los Reyes de España: el Instituto Carreño Miranda y el colegio Enrique Alonso. En el caso del primero, el Ayuntamiento está colaborando con el Principado aportando la mano de obra. El trabajo estos días en el instituto es frenético, aunque su importancia va más allá de la visita real.

A la pintura exterior y la mejora de sus jardines hay que sumar la remodelación total de los sótanos, que pasarán a acoger aulas de nueva creación para los ciclos de garantía social que se desarrollaban en el Enrique Alonso, así como despachos para profesores. Asimismo, se ha creado un espacio de vestuarios para entidades deportivas que no pertenezcan al centro, los cuales podrán utilizar las nuevas instalaciones en horario de tarde. Las previsiones son que los trabajos se finalicen durante este mes, aunque sea tras la visita real. El desembolso previsto por parte del Principado asciende a 120.000 euros. Aunque el Ayuntamiento no suele trabajar en los centros de Secundaria, próximamente volverá a colaborar con el Principado en la realización de diversas obras en el instituto Suanzes.

Por su parte, en el Enrique Alonso sí se prevé terminar los trabajos a tiempo para la visita de los Reyes. Entre otras cosas, se ha adaptado toda la instalación eléctrica a la nueva normativa, se han reformado los aseos y se está terminando la nueva biblioteca.