Costas impulsa una senda de siete kilómetros por los acantilados

Los profesionales quieren aprovechar la obra del municipio para dar a conocer la importancia del pedrero

B. M. GARCÍARIBADESELLA
FRACTURA. García muestra la dirección que siguió la falla. / N. A./
FRACTURA. García muestra la dirección que siguió la falla. / N. A.

La Demarcación de Costas tiene previsto crear una senda peatonal de casi siete kilómetros de longitud que discurriría por los principales acantilados de Ribadesella, entre ellos el pedrero de Arra. En vistas a este proyecto, los geólogos de la Universidad de Oviedo quieren hacer llegar al Ayuntamiento riosellano para su posterior traslado a la Demarcación de Costas de Asturias un informe en el que figure la importancia de esta zona para el patrimonio geológico de la región.

El objetivo es, según explicó José Carlos García, profesor de esta Facultad, aprovechar la obra para poder instalar en la zona un mirador con un panel informativo u otro elemento similar donde visitantes y turistas puedan conocer el significado del pedrero de Arra desde el punto de vista geológico.

En estos momentos, el concejal de Obras del municipio, José Manuel Blanco, señaló que el Consistorio trabaja en la disponibilidad de los terrenos necesarios para hacer la senda, aunque cree que el proyecto terminará sufriendo un importante retraso debido a la dificultad que están teniendo para localizar a los propietarios de las parcelas.

Sin expropiaciones

«Calculamos que deben de ser unos 70 u 80 titulares distintos, ya que en unos casos se trata de fincas comunales y en otros privadas e incluso de la Marina», aseguró el edil, quien considera que «hubiera sido mejor si la Administración central se hubiera hecho cargo directamente de esta gestión». «Nosotros preferíamos que Costas realizara directamente una expropiación forzosa como suele hacerse en este tipo de casos. Esta otra fórmula va a demorar bastante el proyecto», indicó.

En concreto, el concejal informó de que el camino previsto partiría de la playa de La Atalaya y pasaría por todos los acantilados del municipio hasta Guadamía. En este punto, el documento contempla la construcción de una pasarela que uniría esta senda con la otra ruta costera que discurre por Llanes, de manera que los dos concejos quedarán unidos peatonalmente.

Blanco recordó que, pese a la petición que tienen previsto realizar desde la Facultad de Geología, un informe de la Consejería de Medio Ambiente ya contempla preservar ciertos espacios naturales de interés turístico, lo que hace prever que entre ellos se encuentre también el acantilado de la playa de Arra.

El Consistorio desconoce cuando podría estar listo este camino, ya que, según José Manuel Blanco, no han vuelto a recibir comunicación alguna de la Administración central en el Ayuntamiento ni saben cuándo saldrá publicada la licitación.