Los alcaldes de Oscos-Eo pretenden que la comarca sea Reserva de la Biosfera

Los regidores temen que el desarrollo de la energía eólica en la zona pueda ser un freno para que se conceda esta figura de protección Si la propuesta es rechazada, pedirán la declaración del área más occidental de Asturias como Comarca Natural e Histórica

DANIEL FERNÁNDEZNAVIA
PATRIMONIO. Monasterio de Villanueva de Oscos, uno de los edificios de la comarca con mayor valor histórico y arquitectónico. / J. C. R./
PATRIMONIO. Monasterio de Villanueva de Oscos, uno de los edificios de la comarca con mayor valor histórico y arquitectónico. / J. C. R.

Es una de las comarcas más mágicas y bellas de Asturias, en la que sus habitantes aman sus tradiciones y tienen un profundo respeto hacia el cuidado medioambiental. Todo ello le vale para ser uno de los destinos que más número de visitantes recibe y ser uno de los referentes del turismo rural en Europa. Se trata de la zona de Oscos-Eo, formada por los concejos de Vegadeo, Santa Eulalia, Villanueva y San Martín de Oscos, San Tirso de Abres y Taramundi, y que podría ser declarada Reserva de la Biosfera.

Al menos así lo pretenden los alcaldes de la comarca, que quieren que la comarca esté dotada de una figura identificativa que le convierta aún más en un referente medioambiental, etnográfico, cultural y, como no, turístico.

En un principio, qué tipo de figura se pretende conseguir aún está en el aire. No obstante, según manifestaron a EL COMERCIO las fuentes consultadas, «nos gustaría que fuese Reserva de la Biosfera».Hace unos meses, los alcaldes realizaron una visita a la Reserva de la Biosfera de Urdaibai (Vizcaya) para estudiar el modelo de gestión ambiental llevado a cabo en esta zona. Las impresiones que se llevaron fueron buenas y consideraron que es posible establecer ese mismo modelo en Oscos-Eo.

Ahora bien, ¿es compatible esta figura de protección ambiental con el desarrollo de la energía eólica en la zona? Los alcaldes tienen sus dudas, por lo que prefieren ser cautos. Y más aún en estos momentos, cuando la comarca sufre una crisis institucional como consecuencia de la ruptura del llamado pacto eólico.

Esta polémica surgió a mediados de agosto cuando el alcalde de Villanueva de Oscos, José Antonio González Braña, decidió romper de forma unilateral un acuerdo al que habían llegado el resto de municipios de la zona para no tomar ninguna decisión sobre la construcción de parques eólicos hasta setiembre. En un Pleno celebrado el mes pasado, Villanueva dio el visto bueno a la firma de un convenio con Terranova, que prevé instalar dos estaciones eólicas en el concejo.

Distinguirse

«No sabemos si los parques eólicos son compatibles con las Reservas de la Biosfera. Aún no tenemos nada claro», explicaron fuentes próximas al Ceder Oscos-Eo. «Pero lo que sí tenemos claro es que la comarca disponga de una figura que la distinga de las demás», añadieron.

Por ello, en el caso de que la propuesta de declaración de Oscos-Eo como Reserva de la Biosfera fuese rechazada, los alcaldes plantearán otra serie de figuras identificativas. Una de ellas podría ser la de Comarca Natural e Histórica.