La casa de Eros

Navia cuenta con la única tienda especializada en productos eróticos de toda la comarca del Occidente

MATEO G. PRIETONAVIA
EMPRENDEDORES. Ángel García y Gene Fronteriz, en la tienda erótica que regentan en Navia. / M. G. P./
EMPRENDEDORES. Ángel García y Gene Fronteriz, en la tienda erótica que regentan en Navia. / M. G. P.

La idea de abrir una tienda erótica en una pequeña villa como Navia para algunos puede parecer descabellada, pero para otros significa una forma como otra de ganarse el pan. Y así lo hicieron Ángel García y Gene Fronteriz, un matrimonio que un día decidió decidió abrir en la villa naviega el único establecimiento de estas características que funciona en el Occidente.

Lo diferente de esta tienda respecto a otra es que en ella se venden objetos que todavía son tabú para la mayor parte de la sociedad actual. «Todavía no está preparado para esto. Creo que es es por la educación que recibimos» afirma Ángel García.

En las grandes ciudades, donde este tipo de establecimientos son mas comunes, «los sex-shop están cerrados a cal y canto, cosa que los hace todavía mas tabú, mientras que aquí las puertas están siempre abiertas para que la gente entre y vea que no comemos a nadie»

Según sus dueños, la mayor parte del público que entra en su tienda lo hace para en busca de objetos de broma para despedidas de solteros o en busca de un regalo original para la pareja. «Pero también tenemos clientes que buscan algún 'juguete' para romper la rutina».

El sexo hay que entenderlo tal y como es, «la cosa mas natural del mundo», pero siempre con la correspondiente protección. Y es que uno de los productos estrella de la tienda «es la gran variedad de preservativos que ofrecemos». En el establecimiento se pueden encontrar todo un mundo de ellos: de diferentes tallas, sabores, colores...

Lo cierto es que los dueños se muestran sorprendidos por la aceptación que el negocio está teniendo. «Al principio teníamos miedo de la reacción de la gente, pero ahora cada vez tenemos más confianza», dice Gene Fronteriz.

El programa de TVE sobre sexo que dirigía Lorena Verdún ha beneficiado el desarrollo del negocio, «ya que bastante gente venía pidiendo objetos que la presentadora mostraba en algún programa».

«Una labor social»

Más que un negocio, sus dueños entienden que están haciendo una «labor social», ya que en muchas ocasiones «los jóvenes vienen a pedirnos consejo». Es por eso por lo que Gene Fronteriz está permanentemente en contacto con el Consejo de la Juventud de España para tratar el tema de asesoramiento a menores. Además aseguran que deben tener mucho cuidado cuando menores de edad intentan comprar algún 'juguete sexual'. «En ese caso yo soy tajante, siempre pido el carnet de identidad» asegura Fronteriz.

Los productos que se ofrecen en una tienda de estas características no son baratos, ya que se consideran objetos de lujo, una catalogación que no comparte Ángel García. Sobre todo en lo que respecta a los preservativos, «ya que son objetos de primera necesidad y ante los impuestos no figuran así».