El sector turístico cierra con buenos resultados agosto y augura el inicio de la desestacionalización

Los empresarios confían en que la tendencia quede reflejada en otoño Reclaman al Principado especial atención por ser, argumentan, «la principal fuente de riqueza»

ANA MORIYÓNCANGAS
El sector turístico cierra con buenos resultados agosto y augura el inicio de la desestacionalización

Los empresarios turísticos de la comarca del Oriente cerraron «con buenos resultados» el mes de agosto y con él la temporada alta. Además, las principales asociaciones han observado este año cierta desestacionalización en el sector que, confían, quedará reflejada el próximo otoño. «Cada vez se distribuye más la gente. Los turistas que pensaban venir en julio han venido en meses anteriores, durante la primavera. Creemos que estos cambios son consecuencia del inicio de la desestacionalización», celebró Carlos Nava, presidente de la Asociación de Empresarios de la Comarca de los Picos de Europa (Incatur). Su teoría es avalada también por Roberto Pando, vicepresidente de Fomento y Turismo de Llanes (Fomtur), quien reconoce que «aunque no es para echar campanas al vuelo, sí se ha notado cierta desestacionalización». En cualquier caso, el portavoz de Fomtur mantiene que para afianzar esta tendencia será necesario que tanto las entidades privadas como la administración pública trabajen de forma conjunta. «Solamente con voluntad empresarial y logrando que las administraciones sean conscientes de que el turismo es la principal fuente de riqueza de la comarca conseguiremos que esto no sólo funcione dos meses al año», auguró Pando.

Promoción

Las principales asociaciones de la comarca coinciden en la importancia de desarrollar una buena y efectiva promoción tanto a nivel nacional como internacional. Además, mantienen que para poder conseguir buenos resultados durante todo el año cada empresario debería seguir «evolucionando, mejorando y renovando los servicios que ofrece sin conformarse con las condiciones mínimas o las prestaciones que tenía cuando abrió su negocio». «Lo que está claro es que si bien en agosto hay clientes para todo el mundo, incluso para las casas piratas, fuera de temporada alta sólo trabajan bien aquellos establecimientos que ofrecen calidad, que han evolucionado y que no se conforman con el mobiliario que tenían hace diez años», declara Germán Meneses, secretario de la Asociación Piloñesa de Turismo (Aspitur).

En cualquier caso, desde Incatur se puntualiza que siempre habrá un perfil de turista -aquel que tiene hijos u otras responsabilidades familiares- que sólo podrá viajar en los meses de temporada alta, así que sería otro tipo de público el que podría elegir visitar la comarca en temporada media o baja. La Asociación Riosellana de Turismo Rural (Aritur) considera, no obstante, que el hecho de que la afluencia de visitantes que antes se concentraba en los meses de julio y agosto ahora esté llegando en las semanas de primavera «no debe entenderse como desestacionalización ya que el cómputo final de visitantes es el mismo. Eso no es desestacionalizar sino repartir la afluencia de gente en diferentes fechas», observa el presidente del colectivo, Francisco Ruisánchez.

Menos optimistas son, si cabe, los empresarios colungueses. El presidente de la Asociación Colunguesa de Turismo (Acotur), Faustino Pérez Joglar, reconoce desconocer la «fórmula de la desestacionalización». A su entender, lograr este fenómeno «es bastante difícil, al menos en Colunga. Aquí tenemos seguros 60 días de verano, Semana Santa y los puentes festivos y a partir de ahí, para de contar», se queja Pérez.

Desde el municipio de Cabrales, por su parte, Blanca Lobeto, presidenta de la Asociación Cabraliega de Turismo (Ascatur), destaca los buenos resultados registrados durante este verano, principalmente en el mes de agosto, cuando los alojamientos rozaron el 100%. En julio, añade Lobeto, «hubo bastante variedad, empresas que trabajaron bien y otras que no».

En su opinión, las previsiones para el mes de septiembre dependerán del tiempo porque «es un mes en el que la gente no hace reservas y viene sólo si hace buen tiempo. Una vez aquí, si empieza a llover en vez de estar cinco días, están dos», asume. Sus sospechas para el presente mes coinciden en gran medida con las del resto de las asociaciones empresariales. «Es un periodo en el que no se pueden hacer previsiones porque el público que viaja en estas fechas no hace reservas», asegura Carlos Nava. En cualquier caso, puntualiza el presidente de Incatur, «este mes se está comportando a la alza en los últimos cuatro años y si logramos que este año se estabilice sería ya un buen dato».

Pese a los buenos resultados de agosto, el sector reconoce estar preocupado por el importante aumento de la oferta de alojamientos registrada en los últimos años que impide que meses como julio no acaben de satisfacer a los empresarios. «Julio viene más flojo desde hace años, no es una panacea», observan.

Solamente en Piloña, el crecimiento de alojamientos ha sido exponencial llegando a registrarse en la asociación local entre 15 y 20 asociados en el último año, a los que debe sumarse una larga lista de equipamientos piratas. «Todo el mundo abre una casa rural porque cree que el turismo es la solución y, sin embargo, este boom habrá que digerirlo poco a poco», mantiene Germán Meneses quien denuncia, además, la oferta ilegal de establecimientos «que no reúnen las condiciones mínimas y que están perjudicando mucho al sector».

Fraude

Para acabar con este fraude, desde Aspitur se pide una vez más a la Sociedad Regional de Turismo «que realiza un esfuerzo para regular y controlar a este tipo de alojamientos a los que los turistas llegan engañados». Meneses reclama, además, un esfuerzo en la promoción turística de Asturias «fuera de España» para conseguir que la región «se convierta en un lugar turístico de primer orden».

Desde el municipio colungués, por su parte, se denuncia la falta de aparcamientos tanto en la capital del concejo como en la villa de Lastres que suponen, mantiene Faustino Pérez, «una de las principales quejas de los turistas que visitan nuestro concejo».