Las obras de modernización de la red dejará sin agua a la mitad del concejo una noche

F. B.AVILÉS

Las obras de reforma y modernización de la traída de agua potable dejará a 65.000 vecinos del municipio sin suministro durante la noche de mañana miércoles al jueves. La instalación de la conexión de la nueva arteria principal de la calle Río San Martín con la red existente motivará la suspensión del servicio desde las 22 horas del miércoles a las 8 horas del jueves.

A través de la Policía Local se podrá solicitar la presencia de cuba de agua para atender las emergencias.

El Ayuntamiento calcula que 65.000 personas se verán afectadas por este corte de unas diez horas de duración. El suministro de agua sólo llegará con normalidad a la parroquia de San Pedro Navarro en Valliniello, Parque Empresarial Principado de Asturias, Llaranes, La Luz, Villalegre, La Cruz de Illas, La Carrionina, Miranda, Valgranda, San Cristóbal y El Caliero.

Con esta obra se avanza en la modernización de la red de suministro de agua a la potable. Esta inversión ha permitido duplicar la arteria principal que sirve a la mayor parte del municipio, para garantizar el suministro en caso de avería.