La cuenta atrás del Castillete

La Asociación de Vecinos de Santa María del Mar urge la rehabilitación del edificio de AZSA ante su avanzado estado de deterioro, que se puso de relieve en la reciente jornada de puertas abiertas

NOELIA RODRÍGUEZARNAO
'ELEONORE'. La humedad ha desgastado buena parte de la vieja locomotora. / RAFA GONZÁLEZ/
'ELEONORE'. La humedad ha desgastado buena parte de la vieja locomotora. / RAFA GONZÁLEZ

«Mira, la de Rufo. Hay que ver cómo está, con lo que él la limpiaba, que la tenía como el oro y mira en que quedó», decía una vecina de Arnao a una compañera. El pasado miércoles las dos regresaban a su niñez, época de la que las separan varias décadas, al descubrir la locomotora que comúnmente se conoce como 'Eleonore', aunque ellas prefieran denominarla con el nombre de quien la conducía.

Sus primeros años estuvieron relacionados con el apogeo de la Real Compañía de Minas y con todo lo que ello supuso. Juntas recordaban como la locomotora salía del Castillete sobre unos raíles, atravesaba varios kilómetros por el poblado y Salinas, hasta llegar a San Juan. Son pocas las personas que como estas vecinas pueden presumir de haber visto a la 'Eleonore' trabajando. La mayor parte de los castrillonenses han de conformarse con conocer el aspecto que presenta ahora.

El deteriorado estado que tiene no es exclusividad suya, sino que lo comparte con los otros elementos que se encuentran en el interior del Castillete, así como el propio edificio de Arnao. A pesar de que eran conocidas las malas condiciones en las que se encontraban se hicieron más latentes el pasado miércoles por la tarde, con motivo de la jornada de puertas abiertas que organizó la Asociación de Vecinos de Santa María del Mar, dentro del Tercer Encuentro Minero de la localidad. «Abrimos el Castillete hace dos años, y no se hacía desde hace cincuenta. Vimos que estaba mal, pero va a peor», aseguraba María Jesús Rossell, presidenta de la entidad vecinal.

Desde que se fundase la asociación uno de sus objetivos ha sido la rehabilitación del emblemático edificio de Arnao, empeño en el que se mantienen a día de hoy.

Las jornadas sobre minería que han celebrado a lo largo de la última semana han servido para reforzar más aún su tesis. Los expertos que acudieron a las mesas redondas organizadas destacaron la relevancia que el conjunto de Arnao, con su Castillete a la cabeza, tiene.

Fines turísticos

Honorino Ruiz, uno de los promotores de las minas de Texeo, se refirió al edificio de Arnao como «único en Asturias» y apoyó la utilidad turística que se le puede dar. La Asociación de Vecinos, así como anteriores equipos de gobierno municipal, han optado también por explotar lo que queda de la Real Compañía de Minas para atraer visitantes al municipio. Alberto Tirador, presidente de la Mancomunidad Comarca Avilés, apoya también esta utilidad. Indicó que experiencias similares se habían llevado a cabo en otros países, con excelentes resultados.

A todo esto se une el hecho de que hace unos meses el Principado declaró como Conjunto Histórico el poblado de Arnao. Este nombramiento le permitirá acceder a una serie de ayudas de cara a la rehabilitación y mantenimiento de los diversos elementos que lo conforman. Asturiana de Zinc, actual propietaria de buena parte de los elementos que pertenecieron a la Real Compañía, se encuentra en negociaciones con el Ayuntamiento castrillonense para ceder el Castillete y que sea el municipio el que se haga cargo de su recuperación.