Fútbol de alfombra

El presidente de la Real Federación Española de Fútbol, Ángel María Villar, recorre los nuevos campos de hierba sintética de Cangas del Narcea, Tineo y Cornellana

J. M. AZCÁRATECANGAS DEL NARCEA
EXPECTACIÓN. Ángel María Villar (en el centro), posa con las autoridades y el equipo infantil de Cangas del Narcea. / J. M. A./
EXPECTACIÓN. Ángel María Villar (en el centro), posa con las autoridades y el equipo infantil de Cangas del Narcea. / J. M. A.

El Occidente de Asturias revivió ayer la pasión por el fútbol. Y lo hizo con una visita, la del residente de la Real Federación Española de Fútbol, Ángel María Villar, que se desplazó esta zona de la región para visitar las últimas inversiones que se han hecho para potenciar la atracción de este deporte con la construcción de campos de hierba sintética. Visitó las instalaciones de El Reguerón, en Cangas del Narcea, pero también las de Cornellana y Tineo.

En su viaje estuvo acompañado por el presidente de la Federación Asturiana de Fútbol, Maximino Martínez, y por representantes de los gobiernos locales de los tres concejos. Satisfacción fue la palabra que más sonó en su visita. El presidente de la Real Federación Española de Fútbol valoró «muy positivamente» el estado de las instalaciones deportivas en esta zona de la región y encomió a los responsables a seguir por ese camino.

En las instalaciones de El Reguerón, su última visita, explicó que con este tipo de actuaciones «favorece la práctica deportiva al poder ser utilizadas con mayor frecuencia que el césped artificial». Durante su visita entrenaban en el nuevo campo varios equipos infantiles y juveniles del Narcea que tuvieron un pequeño encuentro con el máximo mandatario del fútbol español.

Las obras de instalación de la hierba sintética en el campo de El Reguerón contaron con un presupuesto de 550.000 euros que fueron financiados por el Principado, el Ayuntamiento y la Federación Asturiana de Fútbol. Además del césped artificial se acometió el cierre perimetral de todo el campo de fútbol, la instalación de los cañones de agua y la colocación de cuatro torres de iluminación.

«Es el futuro»

Maximino Martínez se mostró convencido que el futuro del fútbol pasa por las instalaciones de hierba artificial. En la actualidad, Asturias cuenta con 36 campos de fútbol de hierba sintética, cuando en 1995 sólo contaba con dos. «La hierba sintética es el futuro y todo un lujo para los jóvenes que la pueden utilizar todos los días del año», apostilló Maximino. El objetivo de la federación asturiana es seguir trabajando «hasta conseguir que de los 210 campos de la región, unos 150 sean de hierba artificial». Un objetivo que se cumplirá en colaboración con los ayuntamientos, y el Principado . Para el año, otros dos campos de fútbol serán de césped artificial, en Gijón y Noreña.

Fotos

Vídeos