Doscientas personas rinden homenaje a Pedro Fernández

E. CARBALLEIRAINFIESTO
CELEBRACIÓN. Pedro Fernández durante el oficio religioso. / D. E./
CELEBRACIÓN. Pedro Fernández durante el oficio religioso. / D. E.

Doscientas personas se dieron cita ayer para despedir y homenajear al párroco Pedro Fernández García, que ha estado vinculado a numerosas parroquias del concejo piloñés durante los últimos años. El acto fue impulsado por la Unidad Parroquial de Acción Pastoral de Infiesto y contó con la colaboración de las parroquias en las que el párroco estuvo realizando sus labores junto a Francisco Donate. A partir de las siete y media de la tarde, todos los fieles, llegados desde distintos lugares del concejo participaron en una ceremonia religiosa en la iglesia parroquial de Infiesto. Tras lo que los asistentes se desplazaron a la sala polivalente de la plaza Josefa Canellada, donde disfrutaron de un ágape y un vino español.

Entre los presentes estuvo el alcalde de Piloña, Juan Roberto Pérez, que quiso mostrar su agradecimiento a Pedro Fernández, por la labor pastoral realizada a lo largo y ancho del municipio durante los últimos años. En el homenaje se le hizo entrega de un obsequio en recuerdo de su paso por el municipio piloñés, donde ha permanecido por espacio de cuatro años.

Nuevo cargo

El homenajeado tomó posesión el pasado domingo, 1 de octubre, de nueve parroquias en el concejo de Grado, donde continuará con su ocupación religiosa. Ayer, volvió a Piloña para recibir este último homenaje por parte de los fieles. En las últimas semanas algunas parroquias del concejo ya habían ofrecido su particular reconocimiento a Pedro Fernández, quien se convirtió en un referente espiritual para muchos piloñeses y que supo ganarse el aprecio de todos.