Sariego rechaza la construcción de un consultorio en Sevares

El consejero de Salud considera que «tal y como están las cosas, no es serio redistribuir los recursos de Piloña»

E. CARBALLEIRAINFIESTO

Las pretensiones de los vecinos de Sevares de poder contar con un consultorio médico en esta localidad, similar al que funciona en Villamayor, fueron frenadas de manera fulminante por el consejero de Salud del Principado de Asturias, que compareció ayer en la Junta General del Principado para responder a una interpelación presentada por el diputado del PP, Carlos Galcerán, que a su vez sí defendió la conveniencia de este nuevo centro.

Los vecinos de Villamayor han reclamado esta infraestructura desde hace años. En los últimos meses han llegado a realizar alguna movilización, principalmente coincidiendo con la presencia en el concejo del presidente asturiano, Vicente Álvarez Areces. Los vecinos consideran que Sevares cuenta con la población suficiente como para justificar que se ponga en marcha un centro de atención sanitaria de este tipo. Sariego, sin embargo, explicó que en Piloña ya existe el centro de salud de Infiesto y el periférico de Villamayor. Además dijo que existen 6 médicos de familia, 7 ATS y 1 pediatra, que permiten la «asistencia continuada». En este sentido, señaló que la tarjeta sanitaria por médico es de 1.200 pacientes, y que el pediatra se ocupa de 542 niños, lo que calificó como «cifras adecuadas».

El consejero considera que «no es razonable» ampliar los recursos en la zona ya que las necesidades están «cubiertas» con los dos centros mencionados. Recordó que el Principado tiene previsto «hacer de nuevo el centro de salud de Infiesto», proyecto al que están destinados 2,2 millones y que se está a la espera de que el Ayuntamiento dé la licencia. También recordó que se van a acometer en diciembre de 2006 obras de ampliación del centro de Villamayor.

«No es serio»

«Tal y como están las cosas, no es serio redistribuir los recursos de Piloña», señaló Sariego, quien también dijo que Asturias no puede «soportar» presupuestariamente poner a un médico en cada casa. Sin embargo, Galcerán explicó que existe una petición ciudadana de los vecinos de la zona de Sevares, además de una solicitud del alcalde de Piloña para ese centro periférico que demandan. Argumentó que la densidad de población es de 73 habitantes y justificó la necesidad de la instalación por el alto envejecimiento del Área VI, donde se encuentra Piloña.

«Les pedimos que reflexionen», planteó Galcerán, quien comentó que su intención no es recortar recursos de otros equipamientos sanitarios en Piloña, sino acometer uno nuevo en Sevares porque «es necesario».