Un curso trae al Mirador de Ordiales los secretos de la cocina italiana

M. N. M.ORDIALES
PREPARACIÓN. La cocinera Abitita, con sus alumnos en el Mirador de Ordiales. / PABLO NOSTI/
PREPARACIÓN. La cocinera Abitita, con sus alumnos en el Mirador de Ordiales. / PABLO NOSTI

La cocinera gijonesa Abitita impartió un curso de cocina en El Mirador de Ordiales, el establecimiento hostelero de la localidad de la parroquia sierense de Vega de Poja. Es la segunda vez que Abitita acude a este lugar a enseñar su arte. Lo más original en este caso es que los alumnos dejan a un lado las recetas típicas de nuestro entorno y se asoman a las de otros países.

Y si en la primera visita el país 'invitado' fue Japón, en esta ocasión se asomó a la cocina italiana. El menú elaborado en una larga jornada consistió en un risotto de setas con ensalada de palmitos, una espuma de queso con puré de manzana, ensalada quebrada de alubias con berenjena y, de postre, carpaccio de frutas con salsa de frambuesas.

La organizadora del curso, María Jiménez López, dijo que lo que prima en estos cursos son las presentaciones vistosas y los ingredientes exóticos.

Tras el curso, todos los participantes se sentaron a la mesa a compartir los platos que habían preparado. La organizadora aseguró que este invierno se repetirá la experiencia, abierta a todos los públicos. Aún no se han decidido ni la fecha ni el país al que se asomarán esta vez los cocineros aficionados.

Fotos

Vídeos