El Sporting convocará hoy una ampliación de capital de 13 millones sólo para acreedores

José Fernández, que hoy canjeará su deuda de 6,58 millones de euros por títulos, pasará a controlar más del 40% del accionariado de la sociedad rojiblanca

ALFONSO R. ALDEYTURRIAGAGIJÓN

El accionariado del Sporting experimentará hoy un cambio, cuanto menos, significativo. No tanto en la forma como en el fondo. La entidad seguirá en manos de José Fernández, José María González de Caldas y de las sociedades a las que en su día pusieron nombre, como 'Por el futuro y estabilidad del club'. Pero el poder de uno y otro se reforzará de tal manera que sería necesario adquirir -en una futura hipotética ampliación de capital- un paquete accionarial superior a los diez millones de euros para hacerse con el control de la sociedad. Es decir, la firma del convenio de acreedores permitirá, por un lado, dar luz verde al plan de viabilidad del Sporting y, por otro, reforzar la presencia de Fernández al frente del club gijonés.

Y se llegará a esta situación después de que en la junta de acreedores se convoque una ampliación para establecer el nuevo capital social del Sporting, que, según las cifras que baraja Legalia, pasará de los 3.734.433,7 euros actuales hasta cerca de 17 millones. O lo que es lo mismo, el club podría llegar a multiplicar por cinco su accionariado. A la ampliación, de unos 13 millones, tan sólo podrán acudir los acreedores que hayan decidido capitalizar su deuda y que así se lo hagan saber al magistrado Javier Antón Guijarro en la constitución de la junta de esta mañana en el Juzgado de lo Mercantil de Oviedo.

Desde que Legalia se hizo cargo del asesoramiento en el proceso concursal del Sporting, iniciado en junio de 2005, el butefe de Celso González ofreció a los acreedores la posibilidad de o bien adherirse al convenio -con una remisión del 50%- o bien de capitalizar de forma íntegra su deuda. Los acreedores minoritarios aceptaron casi de inmediato esta segunda fórmula para facilitar el buen desenlace del concurso. Además, al tiempo que los máximos acreedores suscribían el convenio, con lo que se aseguraba el respaldo de más del 50% de los créditos ordinarios, José Fernández, José María González de Caldas y Antonio Pinal anunciaban su intención de cambiar deuda por acciones.

Medida impuesta

En el caso del ex presidente del Sporting, la medida vino impuesta por el Principado. La capitalización de su deuda fue una de las condiciones del Gobierno regional para avalar el crédito de 3,6 millones de euros con el que se pagó las fichas de la pasada temporada. De hecho, en verano, en el acto de presentación de la firma del aval, celebrado quince días después de hacerse efectivo el pago, Vicente Álvarez Areces anunció que Fernández canjearía su deuda de 6,58 millones de euros por títulos en un gesto que calificó de «generosidad».

Desde hoy, el empresario gijonés controlará 7,3 millones en acciones del Sporting, lo que supondrá un 43% del capital total, siempre que se cumplan las previsiones de Legalia y se capitalicen los 3 millones que se adeudan a Gesai, los 1,5 de Ferpi, los 900.000 que se adeudan a De Caldas y otro millón de euros más correspondiente a pequeños acreedores.

Pese a estos cambios significativos en el accionariado, al que se incorpora Gesai como segunda fuerza, no se esperan novedades en la composición del consejo de administración, que seguirá presidido por Manuel Vega-Arango. No se descarta, sin embargo, que la empresa que adquirió los derechos de recompra de Mareo solicite incorporarse al consejo. Para ello, sería necesario convocar una junta general extraordinaria. Pero, de momento, el Sporting centra todos sus esfuerzos en la firma del convenio de acreedores que lleva implícita la salvación del club.

Fotos

Vídeos