El PP califica la inversión regional en Gijón de «cicatera» y el PSOE asegura que se cumplen todos los compromisos

Sanjurjo destaca la «plena sintonía con el Principado» y afirma que en los presupuestos no suele haber regalos Pardo afirma que la única inversión importante es la de la Laboral, que «responde al capricho personal de Areces»

I. GONZÁLEZGIJÓN

«Cerco a Gijón» o «compromisos cumplidos». Son dos lecturas opuestas -la primera del PP, la segunda del PSOE- para un mismo documento, el que recoge las inversiones del Gobierno regional para Gijón el próximo año. La partida consignada en los presupuestos regionales de 2007 para la ciudad asciende a 86,2 millones. Un montante del que se lleva algo más de un tercio, 33,7 millones, la Universidad Laboral.

La 'estrella' por segundo año de las inversiones regionales también es interpretada de forma distinta por ambas formaciones políticas. La cuantía destinada a la reforma del edificio diseñado por Luis Moya en la década de los 50 para transformarlo en la futura Ciudad de la Cultura es, según el concejal de Hacienda, Pedro Sanjurjo, «un gasto que hay que priorizar, porque se trata de un gran proyecto que va a beneficiar a toda la región, pero, sobre todo, a Gijón».

El dinero que el Principado proyecta gastarse en la Laboral el próximo año, 33 millones, es el mismo que el consignado para el edificio en los presupuestos de este año. Un gasto que Sanjurjo considera «necesario» al tratarse de una obra «extraordinaria y demanda desde hace tiempo, que será uno de los elementos que da singularidad a la ciudad».

Poco o más bien nada que ver con lo que opina, al respecto, la portavoz del PP de Gijón. Pilar Fernández Pardo asegura que la partida destina a la Laboral es la única inversión importante que se recoge para la ciudad, pero ésta «sólo responde al capricho del presidente del Principado, Vicente Álvarez Areces», criticó. El PP ha manifestado en reiteradas ocasiones su rechazo al proyecto de reforma planteado para el edificio de Cabueñes. «Nosotros defendíamos un proyecto más educativo, que es la filosofía de la Laboral», precisó. Sin embargo, la presidenta de los populares de Gijón rechazó la ubicación en el edificio de Moya del nuevo Conservatorio de Música de Gijón -una actuación a la que se reservan casi 2,7 millones de euros- e insistió en que los alumnos deberían ocupar un inmueble municipal en el centro de la ciudad.

Al margen de las inversiones destinadas a la Universidad Laboral, las consignaciones para el enlace de Ceares y el desdoblamiento de la AS-18 (Gijón-Oviedo), cuyas afrontan su recta final, son los otros dos proyectos destacados por Sanjurjo, quien también señaló la importancia del Centro de Atención Integral a Mujeres y la obra del colector de Aboño.

Según el concejal, estos presupuestos reflejan «la plena sintonía del Ayuntamiento con el Principado y en ellos se recogen todos los compromisos adquiridos con la ciudad». Sanjurjo se mostró satisfecho con las partidas consignadas, aunque reconoció que «las necesidades siempre son mayores que los recursos».

El concejal socialista aseguró no echar de menos ningún proyecto para la ciudad e insistió en que «en los presupuestos se incluyen las políticas comprometidas y no suele aparecer ningún regalo».

De todas formas, insistió en que a pesar de no estar reflejados en las cuentas, el Principado tiene comprometida su participación, a través de varios convenios de colaboración, en otros proyectos, como el acuario, el yacimiento de Veranes y el Parque Científico y Tecnológico, en los que invertirá 2,6 millones.

Atento a la trasferencia

Los concejales del PP se reunirán esta semana con diputados populares para analizar de forma exhaustiva las inversiones. Pilar Fernández Pardo, sin embargo, realizó ayer una primera lectura de los presupuestos que calificó de «cicateros y nada ambiciosos para una ciudad como Gijón».

La presidenta popular aseguró que todos los presupuestos socialistas -tanto los elaborados por el Gobierno central, como el regional, e incluso, el municipal- «suponen un cerco para Gijón». Al PP no le convencen las propuestas planteadas pero, además, Pardo apunta que «una cosa son las inversiones que se escriben en un papel y otra las transferencias de capital que de éstas se hace y, según nuestros cálculos en 2005 sólo fueron del 15%».

«No son tan sociales»

A falta de un análisis más pormenorizado, una de las principales carencias que el PP observa en el documento es la asignación destinada a la ampliación del Hospital de Cabueñes. Según Fernández Pardo, dedicar 900.000 euros a las obras del centro sanitario es algo «ridículo». Con esta asignación, asegura, «no se podrá efectuar la ampliación necesaria para cubrir las necesidades, no sólo de camas, sino también de especialidades y personal, que requiere el centro para atender a la población». De esta forma, apostilló, «Areces castiga a los usuarios del hospital».

Aunque reconoció que la asistencia en la red de atención primaria las necesidades «no son tantas», reprochó que no se atienda la reitera de petición de datar al barrio de Viesques de un centro de Salud.

La portavoz de los populares, además, aseguró que los presupuestos regionales y locales «no son tan sociales como defienden, ni crean tantos empleos y viviendas asequibles para los ciudadanos como aseguran».