Noval teme que la regeneración de lodos en Viesques afecte a acuíferos

M. M. C.GIJÓN

Emilio Noval, concejal del Partido Popular, criticó ayer la intención de la empresa Acciona de regenerar los 80.000 metros cúbicos de lodos lixiviados que contiene la balsa de decantación ubicada en Viesques y que proceden de los residuos de las obras de construcción del metrotrén.

Según el edil, no existen medidas medioambientales tanto para la construcción de esa balsa de decantación como para la anunciada regeneración, de la que Noval afirma que «no es más que echarle tierra encima, a pesar de que no se ha estudiado la composición de esos lixiviados. Como residuos que son, hay que tratarlos como tales. Cualquier empresa o ciudadano de Gijón que quiera regenerar unos lodos necesita cumplir con unos requisitos. En este caso no los han exigido ni el Ayuntamiento ni el Principado. Esperamos que no haya filtraciones en los acuíferos de la zona».

Acciona tiene previsto comenzar la regeneración de los lodos en 2007.