El PP teme que la sede de la UNED se vaya a Mieres «por dejadez»

M. M.GIJÓN

El Partido Popular expresó ayer su temor a que la «dejadez» del Principado y el Ayuntamiento con el centro asociado gijonés de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) acabe por justificar su traslado al campus de Mieres. El concejal Manuel Pecharromán aseguró, en rueda de prensa, que el promotor de que la UNED deje Gijón es el sindicato minero SOMA-FIA-UGT. Una reclamación que, a su juicio, no habría sido vista con malos ojos por el consejero de Educación, José Luis Iglesias Riopedre. «El mismo consejero que tiene las instalaciones dejadas de la mano de Dios», apostilló.

Según Pecharromán, un hipotético traslado del centro educativo de Gijón a Mieres no resulta admisible ni siquiera como especulación, pues «un tercio de los alumnos matriculados en Asturias viven en el municipio».

El edil acudió a explicaciones no localistas para defender la apuesta de su partido por la continuidad del centro asociado en la ciudad. En primer lugar, dijo, para garantizar los objetivos de formación continua que fija la Unión Europea. La institución supranacional establece que ese tipo de formación debe llegar al 12,5% de los trabajadores y, según el concejal del PP, en Asturias ese porcentaje ronda en la actualidad el 10%.

Excelencia educativa

Pecharromán también se refirió a la necesidad de defender el carácter educativo de la Universidad Laboral. El edil aseguró que el centro de la UNED debe permanecer en su emplazamiento actual para «conformar un espacio de excelencia educativa y tecnológica en el área de Viesques-Cabueñes».

Por estos motivos, aseguró que su grupo municipal no escatimará esfuerzos para que la cabecera de la UNED permanezca en Gijón, e incluso para que se potencien sus instalaciones -donde, a su juicio, se pueden generar nuevos usos educativos- y presente una oferta educativa cada vez mejor.