Una campaña electoral «tediosa y dura»

S. G. M.LLANES

En la comparecencia de ayer de José Balmori y Carmen Bustillo en la sala de prensa del Ayuntamiento de Llanes, el teniente de alcalde aventuró que la campaña con vistas a las elecciones municipales del mes de mayo de 2007 será, a juicio de los dirigentes socialistas, «tediosa y dura».

Según Balmori, «cuando no hay proyecto político que defender, se recurre al insulto personal», en relación a la actuación del PP. Y añadió que la postura del PSOE será «hacer frente con coherencia y contundencia».

El alcalde en funciones del municipio se mostró crítico con el papel desempeñado por el principal grupo opositor en el Consistorio. «Pedimos a la oposición que, si le queda algún registro de coherencia, cese en la campaña de difamación y en la estrategia del 'calumnia, que algo queda'». En vez de eso, Balmori sugirió «que presente propuestas para Llanes, porque los vecinos y nosotros lo esperamos».

«Tejemanejes»

Los socialistas arremetieron contra el presidente del PP llanisco y dijeron no entender su elección como candidato popular a la Alcaldía «en detrimento de muchos militantes tradicionales de dicho partido».

Asimismo expresaron que «el sistema judicial español, que merece todo nuestro respeto, no hubiera permitido nunca que una persona, tras perder una votación democrática para presidir el PP de Llanes, pudiera llegar a esa responsabilidad a base de conspiraciones de salón y tejemanejes varios, con okupas ajenos por completo a la tradición militante de la formación conservadora llanisca».

Balmori, además, dijo de Fidel Sánchez que «es un personaje que lleva muchos años judicializando el ámbito en el que se mueve» y que, al mismo tiempo, «critica a la Justicia siempre que no falla a su favor, lo que refleja un pequeño transtorno bipolar en el entendimiento de la separación de poderes».

Los dirigentes del PSOE añadieron que los populares desarrollan «una oposición que no se merece el pueblo de Llanes» y constataron las diferencias existentes entre una y otra formación en la actualidad:

«En Llanes siempre hubo respeto entre los grandes partidos políticos y acuerdos históricos entre ambos, y sin embargo ahora estamos en un punto en el que no se puede negociar ni consensuar nada, ni siquiera la fecha de los Plenos, porque la oposición no quiere», concluyeron los socialistas.