El PSOE acusa al alcalde de la Villa de prevaricar con la recalificación de los terrenos de La Rasa

Asegura que el Ayuntamiento tiene retiradas competencias urbanísticas «por no derribar casas ilegales que ocupan caminos públicos»

DAVID ARTIMEVILLAVICIOSA
EDILES. Manuel Tuero y Pedro Castro, en la rueda de prensa. / D. A./
EDILES. Manuel Tuero y Pedro Castro, en la rueda de prensa. / D. A.

Justificadas o no, al gobierno municipal villaviciosino de Asensio Martínez Cobián le comienzan a llover las sospechas. Si hace unos días eran los representantes legales de la Junta Vecinal de San Martín del Mar los que especulaban con un supuesto caso de prevaricación, ayer fue el Partido Socialista el que formuló la misma acusación en relación al proceso de desafectación de terrenos comunales en La Rasa de Selorio.

El PSOE convocó una rueda de prensa para hablar de los recién aprobados presupuestos municipales, y acabó acusando al primer edil de corrupción y tráfico de influencias en varios asuntos, entre ellos la operación de futura venta de suelo al grupo Masaveu. Así lo entendió el concejal socialista, Manuel Tuero, al recordar que la recalificación del terreno, de comunal a patrimonial, se hizo con el objetivo de venderlo al promotor de una gran urbanización en la zona.

«El alcalde sabía que estaba prevaricando al recalificarlos», matizó el edil de la oposición, para quien este tipo de actuaciones son «prácticas corruptas habituales en Villaviciosa».

Adjudicación «a dedo»

El ataque a la honestidad de Cobián terminó con la afirmación de que la obra del Teatro Riera fue adjudicada «a dedo» a Deva, empresa propiedad del ex consejero de Fomento en el Gobierno de Sergio Marqués, Juan José Tielve.

No fue el único tema en el que ahondó el PSOE. Tuero recordó que el Ayuntamiento de Villaviciosa tiene competencias urbanísticas retiradas «por negarse a derribar construcciones ilegales que ocupan caminos públicos», en lo que también tildó como prácticas corruptas.

El portavoz socialista Pedro Castro descartó que su formación vaya a acudir a los tribunales por estos asuntos, ya que «no podemos gastar energías en procesos judiciales». «Los que tienen que corregir estas prácticas son los ciudadanos», añadió, «no votando al Partido Popular».

Tras la avalancha de acusaciones, el PSOE informó de que la subvención de 60.000 euros que el Principado había concedido al Consistorio para la habilitación del local para la asociación de vecinos de Quintueles «se perderá al no haberse iniciado los trabajos». Éstos deberían haber comenzado este año, pero la falta de presupuesto lo impidió.

Sobre los presupuestos de 2007, la formación acusó al ejecutivo de «hacer previsiones a la baja, para acumular remanente que luego se gasta sin control». Como ejemplo, Manuel Tuero citó los de 2006, en los que, según el edil, se prevén unos ingresos de 1.400.000 euros más de lo estimado.