Una exposición revive la tradición pesquera y conservera de Gijón

El Puerto ha editado un libro que refleja la historia de un sector que fue motor de la ciudad, con más de 30 fábricas en activo

MARCO MENÉNDEZGIJÓN
HISTORIA. Empleados en la Conservera Asturiana, de El Llano. / E. C./
HISTORIA. Empleados en la Conservera Asturiana, de El Llano. / E. C.

La Autoridad Portuaria de Gijón inaugurará esta tarde una nueva exposición, en la Antigua Rula, que podrá ser visitada hasta el próximo 25 de febrero. Se trata de 'Puerto de Gijón. Pesca y conserva', en la que se podrán ver objetos procedentes de colecciones públicas y privadas relacionadas con la pesca y la fabricación de conservas a finales del siglo XIX y principios del XX.

Paralelamente, las autoridades portuarias han editado un libro sobre el contenido de la exposición. Elaborado por Joaquín Ocampo, profesor de Economía de la Universidad de Oviedo; Manuel Rodríguez, especialista en temas pesqueros, y Jesús Jerónimo Rodríguez, catedrático de Historia, fue presentado ayer.

Desde la repercusión del puerto en la economía local a partir de la época romana hasta el ocaso de las empresas conserveras y el sector pesquero gijonés a partir de la guerra civil, la publicación recoge los momentos de esplendor y ocaso de una actividad que llegó a contar con más de treinta fábricas y 80 barcos de pesca de altura en la ciudad.

También tiene un lugar destacado la actividad sindical y asociacionista en el puerto y su enfrentamiento con las grandes navieras, llegando a dar como fruto la coexistencia de dos lonjas en las dársenas locales en 1930.

Sobre la hipótesis de que estos dos sectores pudieran volver a revivir su antiguo esplendor, los autores del libro rechazaron ayer tal posibilidad y la fundamentaron en la industrialización pesquera y la sobreexplotación de los caladeros.

La publicación, lujosamente encuadernada, cuenta con numerosas fotografías e imágenes procedentes de los fondos propios de la Autoridad Portuaria de Gijón, el Museo del Pueblo de Asturias y el Archivo Municipal. Como es habitual, se ha lanzado una edición limitada y se podrá adquirir en la propia sala de exposiciones del puerto local, así como en las principales librerías de la ciudad.