La primera 'marea blanca' del año congrega a miles de sanitarios en Madrid

Encabeza la manifestación una gran pancarta con el lema 'La sanidad no se vende, se defiende'

EFEMADRID
Manifestación de batas blancas por Madrid. / Efe | Vídeo: Ep/
Manifestación de batas blancas por Madrid. / Efe | Vídeo: Ep

Miles de personas han regresado a las calles de Madrid para protestar contra la privatización de la gestión de seis hospitales públicos y 27 centros de salud, en una "mareablanca" que ha avanzado de la plaza de Neptuno a la Puerta del Sol, donde se ha guardado un minuto de silencio por la sanidad. Una gran pancarta con el lema "La sanidad no se vende, se defiende" ha encabezado la primera 'marea' del año, en la que tanto profesionales como ciudadanos han coreado cánticos como "Ignacio, paciencia, nos vemos en urgencias", en alusión al presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González.

"Todos los sanitarios tenemos un deseo: que para la privada no haya dinero" o "Sanidad, te quiero en el mundo entero" han sido otros de los lemas que se han podido escuchar a los manifestantes, algunos ataviados con batas blancas. La marcha ha sido convocada por la Asociación de Facultativos Especialistas de Madrid (AFEM) y la Plataforma Asamblearia de Trabajadores y Usuarios por la Salud (PATUsalud), si bien han participado otras entidades como la plataforma de trabajadores y usuarios de los centros de salud.

La movilización de hoy es también la primera en convocarse desde que el pasado 28 de diciembre la AFEM pusiese fin a su huelga indefinida, un día después de que la Asamblea de Madrid diese luz verde a la ley de acompañamiento presupuestario, que abre la posibilidad a privatizar la gestión de hospitales. La representante de la asociación y anestesista del Doce de Octubre, Mónica García, ha asegurado que, pese a la aprobación de esa ley, los profesionales continuarán con las movilizaciones en defensa de la sanidad pública, de la formación de sus profesionales y de la investigación. "La huelga era muy dura y había que cambiar de estrategia, pero vamos a seguir haciendo lo que hemos hecho hasta ahora: hablar con los pacientes y con los ciudadanos y explicarles las consecuencias que tendrá todo esto", ha explicado.

Frío y niebla

La marcha, celebrada en una mañana de frío y niebla, ha avanzado hacia la Puerta del Sol en tono festivo y reivindicativo. No han faltado pitos, cánticos ni tambores, e incluso unos cuantos manifestantes han llevado a la marcha violines, flautas y guitarras para versionar la canción popular de "Los cuatro muleros" y llamar a los madrileños a resistir los recortes en sanidad. No obstante, un pequeño grupo se ha enfrentado a la Policía Nacional después de que varios agentes solicitasen la identificación a un participante que, junto con algún otro compañero, trataba de cortar el tráfico en la Gran Vía madrileña en el momento en el que la marcha avanzaba por la contigua calle de Alcalá. "Vergüenza, vergüenza", "Esos son los piquetes del patrón", han gritado algunos ciudadanos a los agentes.

A la marcha han asistido personas de todas las edades, como el jubilado Benigno Murillo, que, con 75 años, ha salido a la calle a denunciar que el Gobierno de la Comunidad de Madrid está "terminando con todo lo público". "Nunca me podría haber imaginado que iban a destruir nuestros derechos de este modo", ha explicado.

Muchos médicos, entre ellos Agustín -trabajador del hospital Gregorio Marañón- y Yolanda -del centro de salud de Pinto- han participado en la 'marea' para mostrar su "indignación" con una política que, han asegurado, va a terminar lastrando el derecho a la sanidad pública de los ciudadanos. "Con la privatización quieren sacar beneficio de nuestros derechos", ha lamentado el médico del Gregorio Marañón. Una vez en la Puerta del Sol, los convocantes se han situado frente a la sede del Gobierno regional y, tras corear consignas como "La lucha sigue, ¡Sí se puede!", han guardado un minuto de silencio "en señal de luto por la muerte de la sanidad pública", según ha dicho a Efe la representante de AFEM.