La Unión Africana acusa a La Haya de una «caza racial»

"El 99% de los casos de la CPI es contra africanos", dice Desalegn, presidente de turno de la UA

OMER REDI (EFE)
Desalegn, en la cumbre de este fin de semana. / T. Negeri (Reuters)/
Desalegn, en la cumbre de este fin de semana. / T. Negeri (Reuters)

La Unión Africana ( UA ) ha clausurado su XXI Cumbre con un duro ataque a la Corte Penal Internacional (CPI), a la que acusó de practicar una "caza racial" contra ciudadanos de África. "El 99% de los casos de la CPI es contra africanos", alegó el primer ministro etíope y presidente de turno de la UA , Hailemariam Desalegn, en la rueda de prensa ofrecida al término de la cumbre, celebrada en Adis Abeba desde el pasado día 19.

Según subrayó el dirigente etíope en nombre de los 54 mandatarios de la UA , "los líderes africanos han acordado que los procesos que la CPI ha desarrollado en África tienen un defecto", pues "la intención era evitar cualquier tipo de impunidad, pero ahora los procesos han degenerado en una especie de caza racial más que en una lucha contra la impunidad".

Hailemariam Desalegn hizo estas declaraciones después de que los líderes de la UA se mostraran a favor de que la CPI transfiera a la Justicia de Kenia el caso del presidente del país, Uhuru Kenyatta, y su vicepresidente, William Ruto, imputados ambos por el tribunal internacional por crímenes de lesa humanidad. Kenyatta y Ruto están imputados por la CPI por supuestamente haber instigado la violencia postelectoral de finales de 2007 y principios de 2008, que causó en Kenia unos 1.300 muertos y dejó cientos de miles de desplazados.

A pesar de esos cargos, ambos alcanzaron el poder tras una ajustada victoria en las elecciones del pasado 4 de marzo. Algunos líderes africanos han acusado a la CPI de violar la soberanía de Kenia, pese a que este país ratificó en 2005 el Tratado de Roma, que estableció la Corte Penal Internacional.

"La petición de Kenia ha sido contundentemente apoyada por los jefes de Estado", remarcó el comisario de Paz y Seguridad de la UA , Ramtane Lamamra, en referencia a una moción del Gobierno keniano favorable a que la CPI abandone el proceso contra Kenyatta y Ruto. En opinión de Lamamra, "un tribunal del Norte no puede procesar a líderes del Sur".

Al margen de ese asunto, los líderes también acordaron impulsar la creación de la fuerza militar africana de intervención rápida para actuar en zonas de conflicto en el continente. El primer ministro etíope explicó que los líderes han dado instrucciones a sus ministros de Finanzas para que se reúnan pronto y concreten la financiación de la fuerza.

Asimismo, los jefes de Estado de la organización panafricana ordenaron a sus mandos militares que celebren una reunión en cuatro meses para diseñar la estructura de la llamada Fuerza Africana de Reserva (ASF, en sus siglas en inglés). "La cumbre ha decidido establecer una fuerza africana de reacción rápida para disponer de una herramienta que refleje la voluntad de África de encontrar soluciones africanas a los problemas africanos más allá de los mecanismos pacíficos", señaló Lamamra.

Una ASF plenamente operativa permitiría a los países africanos dejar de depender de Europa y Estados Unidos para poner fin a situaciones de crisis como la vivida este año en Mali. La reunión de los jefes de Estado, que empezó este domingo, puso hoy fin a la XXI Cumbre de la UA , que se ha celebrado bajo el lema "Panafricanismo y Renacimiento Africano".

Celebración con líderes mundiales

Uno de los momentos más destacados de la cita fue el cincuentenario de su predecesora, la Organización de la Unidad Africana (OUA), que se festejó el pasado sábado con una ceremonia a la que asistieron más de medio centenar de líderes africanos y extranjeros. Uno de los invitados "estrella" del acto fue la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, quien en su discurso resaltó que su país y África son "hermanos y vecinos cercanos".

El mismo sábado, Brasil anunció la condonación y reestructuración de deuda externa de doce países africanos por valor de 840 millones de dólares. Aparte de Rousseff, acudieron a la ceremonia líderes internacionales como el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon; el presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, o el jefe del Estado francés, François Hollande, La OUA fue fundada el 25 de mayo de 1963 en Adis Abeba, que alberga la sede desde entonces y es uno de los "epicentros diplomáticos" del mundo, por 32 países africanos que ya eran independientes y fue reemplazada por la UA en 2002.