Venezuela declara la guerra al biberón

El país debate una nueva legislación con el objetivo de fomentar la lactancia materna y reducir el uso de la fórmula para bebés

REUTERSCARACAS
Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, visita al Papa Francisco. / Ap/
Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, visita al Papa Francisco. / Ap

El Congreso de Venezuela debate esta semana una legislación que prohibiría la alimentación de los niños mediante el uso del biberón, con el objetivo de fomentar la lactancia materna y reducir el uso de la fórmula para bebés, ha informado la diputada del gobernante Partido Socialista Odalis Monzón.

La propuesta, según ha señalado, es "prohibir todo tipo de biberones", como una forma de mejorar la salud de los niños. "Queremos aumentar el amor (entre la madre y el niño), porque esto se ha perdido como resultado de las empresas multinacionales que venden leches de fórmula", apuntó Monzón en la televisión estatal.

En este sentido, admitió que la Ley para la Promoción y Apoyo a la Lactancia Materna, aprobada en 2007, no establece ninguna sanción para el uso de las leches de fórmula. Sin embargo, no dijo que las sanciones podrían producirse si la modificación legal propuesta para prohibir la alimentación con biberón es aprobada por el Congreso, donde el Partido Socialista tiene mayoría.

Monzón puntualizó, sin embargo, que se permitirían excepciones, por ejemplo, en el caso de la muerte de la madre o para las mujeres con la producción de leche limitada, según lo determinado por el Ministerio de Salud. Sin embargo, no ofreció más detalles sobre las circunstancias que establecería la normal, como el tiempo que los bebés deberían ser alimentados con leche materna.