Disminuye la frecuencia y la magnitud de los seísmos en el Golfo de Valencia

Durante la pasada madrugada y esta mañana solo se han producido cuatro pequeños temblores de hasta 1,6 grados

EFE
La plataforma del almacén subterráneo de gas natural Castor. / Efe/
La plataforma del almacén subterráneo de gas natural Castor. / Efe

La frecuencia y la magnitud de los seísmos registrados en el Golfo de Valencia en el entorno del Proyecto Castor ha disminuido durante los dos últimos días, ya que durante la pasada madrugada y esta mañana solo se han producido 4 movimientos sísmicos con una magnitud máxima de 1,6 grados en la escala de Richter.

El descenso destacable comenzó ayer sábado, cuando se registraron 12 movimientos con una magnitud máxima de 2,2 grados en la escala Richter, según los datos del Instituto Geográfico Nacional. Los movimientos sísmicos comenzaron a aumentar su frecuencia en el entorno de la planta de extracción de gas Castor el pasado día 13 de septiembre.

Sin embargo la alarma entre la población llegó durante la semana pasada, cuando se llegaron a registrar movimientos de 4,1 y 4,2 grados en la escala Richter, que tuvieron una intensidad de 3 grados, por lo que fueron percibidos por la población de los municipios del norte de la provincia de Castellón y del sur de Tarragona.

El día 29 de septiembre se registraron 43 pequeños seísmos, el mayor de los cuales alcanzó una magnitud de 3,4 grados. El día siguiente, 30 de septiembre, se produjeron 28 movimientos, pero la magnitud aumentó hasta los 3,9 grados. La magnitud fue en aumento, y el día 1 de septiembre se alcanzó la máxima registrada hasta el momento, 4,2 grados en la escala Richter.

Inquitud en los vecinos

Con los vecinos ya intranquilos ante el aumento de la fuerza de los temblores, el día 2 se registraron dos movimientos, de 4,1 grados de magnitud a la 1.00 de la madrugada, cuando muchos vecinos todavía estaban despiertos, y el miedo se extendió porque en menos de media hora hubo una réplica de la misma magnitud que también fue percibida.

A partir del día 2 la magnitud de los seísmos ha ido disminuyendo, y aunque el día 4 se registraron 37 movimientos con una magnitud máxima de 3,7 grados, durante el día 5 y lo que va de 6 estos se han reducido notablemente. El descenso de los días 5 y 6 ha sido tanto en magnitud como en frecuencia.

La planta Castor cesó su actividad de extracción de gas el día 16 de septiembre, de acuerdo con su calendario de trabajo. Sin embargo, el Ministerio de Industria ordenó la suspensión temporal de los trabajos en la misma el día 26, y ahora está estudiando, junto a la Fiscalía que ha abierto diligencias de investigación penal, si el aumento de la actividad sísmica está relacionada con la inyección o la extracción en la planta, y si se ha podido producir alguna negligencia.