El Real Avilés cambia de proyecto tras la marcha de Abraham

El Real Avilés cambia de proyecto tras la marcha de Abraham
La relación de trabajo entre José María Tejero y Abraham Albarrán ha durado unos días. / JOSÉ PRIETO

Distintas versiones de un desencuentro que deja al club en una complicada situación y pendiente de nuevas decisiones

NACHO GUTIÉRREZAVILÉS.

El Real Avilés vuelve a ser el centro de atención en el fútbol de nuestra región, por desgracia y una vez más, para mal. El desencuentro entre el grupo liderado por Abraham Albarrán y los responsables del club, su presidente y el director deportivo, ha terminado en ruptura. Tras las explicaciones del entrenador avilesino para romper el acuerdo y dimitir, ayer conocimos la versión de la propiedad, aunque de manera indirecta, a través de una escueta nota de prensa.

«Teniendo conocimiento de la renuncia del señor Albarrán como entrenador para la temporada 2018-2019, esta entidad quiere ratificar los motivos por los se le ofreció ser el entrenador de la primera plantilla. Su ofrecimiento personal, su gran simpatía por el club y su ilusión por entrenar, obviando la nula experiencia en el banquillo. Cómo siempre, la entidad agradece las buenas intenciones del señor Albarrán y le desea todo tipo de suerte».

José María Tejero no atendió las llamadas de este periódico, que en cambio pudo recoger las respuestas de Alain Menéndez, director deportivo al que la directiva que acompañaba a Abraham señala por manifestar que se iba y no hacerlo. «No he dejado de ser el director deportivo en ningún momento. La conversación que tengo es que antes de empezar nada hay que cubrir la temporada que acaba el 30 de junio, hay que pagar la deuda. Antes puedes hablar con jugadores, pero no puedes cerrar acuerdos, lo primero, por respeto a todos los que estuvimos esta temporada, es pagar lo que se debe».

Menéndez se refiere a una incógnita: «No conozco a ninguna persona de esa directiva y las parcelas de cada uno quedaron definidas. Lo único que se pide por mi parte es esperar un poco, que antes de empezar un proyecto hay que acabar el anterior. Y el anterior son cuerpo técnico, futbolistas y trabajadores, que estamos sin cobrar». Tejero dijo en la presentación de Abraham que él se encargaba de los fichajes: «Eso lo tendrá que explicar el presidente, yo no pude estar en esa presentación por un motivo personal, pero he seguido trabajando como director deportivo en todo momento. No me hace falta preguntarle al presidente nada porque conozco mis atribuciones y la casa. Lo que desconozco son las posibles conversaciones que haya mantenido con la directiva, que repito, nadie conoce qué personas la forman. Lo que pregunto es si en algún momento de esa presentación José María Tejero dijo que Alain Menéndez ya no era el director deportivo».

Menéndez advierte que «todos tenemos mucha ilusión, pero con ilusión no se pagan las facturas. Lo que el Avilés necesita es dinero porque tiene unos gastos muy importantes. Para dar ilusión a los aficionados, que se la merecen, necesitas buenos jugadores, una buena plantilla y eso se hace con dinero porque los chavales quieren y deben cobrar. Si no tienes dinero no se puede vivir, como ha pasado esta temporada, en la que a ilusión por el Avilés nadie nos ha ganado porque estuvimos aguantando toda la temporada sin cobrar».

Alain Menéndez asegura que el nuevo proyecto ya está en marcha y que «al menor tiempo posible» el club anunciará el nombre del nuevo entrenador, que los será con independencia de la categoría en la que milite el equipo.

Más

 

Fotos

Vídeos