«Ante el San Martín jugué mi mejor partido con el Real Avilés y ojalá pueda tener continuidad»

Armando Peláez realiza un pase en el entrenamiento del lunes en La Toba 3./MARIETA
Armando Peláez realiza un pase en el entrenamiento del lunes en La Toba 3. / MARIETA

El americano Armando Peláez, que intervino en los dos goles de Borja Granda, se siente «bien mentalmente y a tono físicamente, espero ir a más como el equipo»

SANTY MENOR DEPORTES.AV@LAVOZDEAVILES.ESAVILÉS.

Armando Peláez, repescado contra pronóstico a final de verano para volver a vestirse de blanquiazul, vivió el sábado frente al San Martín su mejor partido como futbolista del Real Avilés. Salió desde el banquillo y fue clave en los dos goles anotados por Borja Granda, tantos que propiciaron una remontada que salvó un punto cuando nadie lo esperaba.

Americano de Dallas, Texas, aunque de origen portugués e hispano hablante, el atacante recuerda las dos jugadas de los goles. «En el primero vi que Cayarga tenía el balón, fui al espacio, me encontré en una buena posición y busqué el segundo palo, con la fortuna de que el portero despejó, el balón le cayó a Borja y remató muy bien. En el segundo, sabía que Borja estaba solo y en cuanto Xavi me la dio lo busqué al espacio. Aunque el balón se le fue un poco largo, el portero no salió y definió a la perfección», analiza.

Aunque se desenvuelve muy bien entre líneas, como demostró el sábado en el Suárez Puerta, Armando también puede jugar «como único delantero. Al final es Viti el que decide y jugaré donde él crea conveniente». A pesar de la falta de remate del equipo y de la baja puntuación hasta la fecha, el americano es optimista. «Estamos jugando bien, confiamos en nuestro trabajo y estamos generando ocasiones. Nos falta un poco de suerte para conseguir la victoria y hay que recordar que esto no es como empieza, sino como acaba. Lo importante es estar bien en mayo».

Y es que el ex del Sóller tiene entre ceja y ceja jugar el 'play off' de ascenso. «Es el objetivo que tenemos dentro del equipo y todavía queda mucha Liga. Seguro que los resultados van llegando poco a poco y ojalá podamos luchar por el ascenso a Segunda B». En lo personal, tras una pasada campaña en la que disputó pocos minutos tanto en Baleares como en el Real Avilés, Armando espera «tener continuidad. Me encuentro bien mentalmente, he alcanzado el tono físico que necesito y la verdad es que estoy muy a gusto. El grupo es bueno, pensamos sólo en lo deportivo y así es como un futbolista puede rendir mejor».

Debido a que en las primeras semanas desde su llegada estuvo viviendo en Gijón, compartió viajes con el técnico Viti Amaro, por lo que «tenemos una buena relación. El sábado, después del partido, me felicitó por el partido, que la verdad fue el mejor que he jugado con la camiseta del Real Avilés hasta ahora. Ojalá haya más... y mejores». Armando regresará al trabajo junto al resto de sus compañeros esta mañana, a partir de las 10.30 horas en el campo sintético de La Toba 3.