Avilés y Caudal rivalizan sin acierto

Ramiro de Lillo controla un balón ante la marca de Keko Rozada en un ataque del Avilés. / MARIETA
Ramiro de Lillo controla un balón ante la marca de Keko Rozada en un ataque del Avilés. / MARIETA

El equipo local compitió a la altura de su rival y tuvo en las botas de Imanol y Diego Pantoja las dos mejores ocasiones de llevarse los tres puntos | Justo reparto de puntos en un partido de mucha disputa y en el que ambos equipos pudieron ganar

NACHO GUTIÉRREZAVILÉS.

Real Avilés y Caudal se repartieron los puntos en un justo empate (0-0) tras un partido muy disputado al que solo le faltaron los goles y en el que sin ser muchas, hizo ocasiones para los dos equipos, que se respetaron mutuamente con una clara premisa de no perder sin renunciar a ganar.

El encuentro no fue en su fútbol lo brillante que se podía esperar porque los dos conjuntos se emplearon con la mayor intensidad, sin dejar maniobrar con claridad al contrario. Manolo Simón hizo rotaciones tras el partido copero del jueves y Viti Amaro se quedó sin Borja Granda por molestias, lo que dio la oportunidad a Santullano como pivote, bajando a Pandiani a la defensa, mientras arriba Gastón también estrenaba titularidad.

En la primera parte las aproximaciones de mayor peligro fueron visitantes, con Cristian siempre peligroso aunque se encontró con Nico y sobre todo con un Álvaro que salvó los muebles en más de una situación de riesgo. Sobre todo cuando en el 43 se echó al suelo con todo, evitando que Omar Hernández remachara un toque de cabeza de Davo.

El Avilés había amagado varias veces sin suerte pero pudo adelantarse al filo del descanso cuando Imanol se la jugó sin suerte ante el portero en una contra blanquiazul después de pasarlas canutas en un córner.

En la segunda mitad el ritmo se fue acelerando con el paso de los minutos, los cambios y el ida y vuelta de dos equipos que querían ganar, pero que no acertaban. El Avilés ganó en presencia en el área caudalista con la entrada en el descanso de Diego Pantoja por un Félix tocado.

Pero el espigado ariete no encontró el acierto necesario en las varias opciones de las que dispuso. La última ya en el añadido a servicio de Annunziata y en la que estrelló su remate en el cuerpo de David. Minutos antes Borja Piquero había hecho lo propio en un disparo de Robert con todo a favor.

Tercer empate del Avilés, que tendrá el próximo domingo una difícil salida al campo de El Candín, donde se medirá al Tuilla desde las cinco de la tarde.