TERCERA DIVISIÓN

«El Avilés tiene que ganar en Noreña»

Borja Granda en la sesión de entrenamiento del viernes en el Suárez Puerta. / OMAR ANTUÑA
Borja Granda en la sesión de entrenamiento del viernes en el Suárez Puerta. / OMAR ANTUÑA

«Si queremos aspirar a cosas importantes no nos queda otra», dice Borja Granda | El defensa central fue el primer goleador del curso y está convencido de las posibilidades del equipo, y elogia «la calidad que hay en todas las líneas»

NACHO GUTIÉRREZAVILÉS.

Un defensa central se convirtió el pasado viernes en el primer goleador del curso en Tercera División, y del Real Avilés. Borja Granda anotaba el 1-0 ante el Covadonga, un tanto que «te alegra en lo personal, pero menos porque el equipo no ganó. Y eso es lo único que importa por encima de quien marque», dice en la víspera del choque ante el Condal de este domingo (Alejandro Ortea, 12 horas).

Eso se llama espíritu de equipo, algo que le sobra al defensa gozoniego, que ha visto portería en los dos últimos compromisos, el amistoso con el Marino y el de la apertura liguera. Fueron parecidos, en jugadas a balón parado, y de cabeza, pero con matices que los diferencian: «El primero fue de remate directo en un saque de falta y el segundo en un córner y tras tocarla Annunziata».

En las dos acciones el nexo es el lanzador, Enrique Castaño, que tiene un guante en su pie izquierdo: «Las pone como nadie, es un gran especialista en el golpeo. Es una suerte tenerlo, aunque en el equipo hay más jugadores que lo pueden hacer muy bien a balón parado, como Annunziata o Jorge Cayarga». Las acciones de estrategia «siempre son importantes y las trabajamos por semana, pero en los partidos tienen que darse todas las circunstancias para que acaben en gol».

Borja Granda suele aportar sus goles, «tres o cuatro por temporada, salvo la pasada que no hice ninguno en L'Entregu», casi siempre subiendo a las acciones de balón parado, aunque quizás no son muchos los que conocen su buen golpeo en faltas directas o indirectas, que conocimos cuando jugaba en el filial del Avilés en Tercera División: «Es cierto que suelo pegarle fuerte y de esa etapa me acuerdo de dos goles, uno al Covadonga y otro al Caudal».

En cualquier caso y a pesar del gusto que da hacer goles, el trabajo por el que Borja Granda está en el Avilés pasa por lo contrario, por defender al mejor nivel para que el equipo no reciba goles con facilidad: «Esa es mi principal misión, aunque lo mismo que en los goles, todo pasa por el bloque y ser un equipo». Una defensa en la que Caicedo, cuando llegue en dos-tres semanas, habrá competencia: «Creo que en todas las líneas hay muy buenos futbolistas y en cuando a la defensa, es cierto que somos varios, pero la competencia es buena para que la gente ponga el máximo».

Del estreno ante el Covadonga se queda con «la gran primera parte, el equipo hizo buen fútbol y fue superior. Pudimos llegar al descanso con más ventaja, pero no aprovechamos y el empate tan tempranero en la segunda parte nos descompuso. Estuvimos 20-25 minutos a merced, pero en el cuarto de hora final se jugó en su campo y al final tuvimos las ocasiones de Castaño y de Cayarga y el posible penalti a Ramiro». El gozoniego piensa que «a los puntos el ganador hubiera sido el Avilés y creo que dejamos buenas sensaciones».

Veteranía en Noreña

Ahora llega el Condal en la segunda cita del ejercicio: «Es un equipo muy intenso que en su campo aprieta mucho a los rivales, pero si queremos ser aspirantes a cosas importantes no queda otra que ganar. Es un campo difícil sobre todo en invierno, pero ahora está en buenas condiciones y el equipo podrá hacer si juego habitual de toque».

El manejo de balón está primando en el estilo blanquiazul y eso será lo que se volverá a plantear por parte de Viti Amaro en Noreña, aunque el técnico se guarda alguna variante a efectos de protagonistas, con la probable entrada de Jorge Cayarga. El técnico cataloga de «muy importante» el partido, por ser «el primero a domicilio dentro de un inicio de temporada con rivales fuertes».

Del Condal destaca «el oficio de jugadores como Tornavaca, Borja Prieto, Rueda, Natán, Zapico.... Es un equipo muy hecho a la categoría, muy incómodo para todos los rivales, sobre todo en su campo».

Un Condal conducido por cuarto año por Dani Roces, que también valora a su visitante: «Este Avilés no tiene nada que ver con el de los dos últimos años. Tiene mucha calidad en el centro del campo y creo que vamos a ver un partido muy interesante. Nosotros tememos nuestras propias armas y asumiendo que va a ser complicado, solo pensamos en la victoria.