Real Avilés

El Avilés mantiene la calma pese a los malos resultados

Pandiani ante Pablo en una disputa el domingo en Morcín, con Juanma Castañón al fondo en el banquillo avilesino./PARDO
Pandiani ante Pablo en una disputa el domingo en Morcín, con Juanma Castañón al fondo en el banquillo avilesino. / PARDO

Esta semana no se tomarán decisiones drásticas, aunque una derrota ante el Condal puede ser definitiva para Juanma Castañón

NACHO GUTIÉRREZ

Muchos apostaban ayer por la destitución del entrenador del Real Avilés, pero Juanma Castañón seguirá en su puesto, al menos durante esta semana y hasta el partido del domingo frente al Condal de Noreña (Suárez Puerta, 16.30 horas). Pese a los malos resultados con once jornadas sin ganar y dos puntos sumados de 33 posibles, en el club se mantienen la calma y también la esperanza en una reacción del equipo sin tener que buscarla con el cese del entrenador contratado este verano.

El técnico lenense asume «la responsabilidad que me toca en los malos resultados y solo pienso en trabajar para mejorar y conseguir el objetivo para el que vinimos, la permanencia». Asume que «esto es fútbol, si el equipo continúa sin ganar ya sabemos lo que puede suceder, pero no es algo que esté en mi mano».

Aún le escuece la derrota del domingo en Morcín porque «hicimos un buen partido, no les concedimos ocasiones y estuvimos mucho tiempo por delante en el marcador sin acertar a dar la puntilla». Ese mismo pensamiento tenía la dirección deportiva del Avilés, que ya había advertido la semana pasada que Castañón no tenía ningún ultimátum.

Tampoco se confirma que lo haya para el partido con el Condal... pero un nuevo descalabro podría desencadenar los acontecimientos. Una destitución conllevaría un gasto añadido, el coste de un nuevo técnico y pagar al saliente, con varios meses por cobrar.

El equipo descansó ayer y también lo hará este martes, por lo que esta semana se han previsto tres sesiones de entrenamiento.

Más Real Avilés