El Avilés merece más en su debut copero en Llanes

Jorge Cayarga pugna por el balón con un rival ayer en San José./PABLO LORENZANA
Jorge Cayarga pugna por el balón con un rival ayer en San José. / PABLO LORENZANA

El conjunto blanquiazul encajó el único tanto del partido nada más empezar y después no aprovechó sus opciones

SANTY MENORAVILÉS.

El Real Avilés se volvió de vacío de San José en un partido en el que mereció bastante más que la derrota por la mínima cosechada frente al Llanes (1-0). Un solitario gol del atacante cántabro Dorronsoro en el primer minuto de juego fue suficiente para que los tres puntos se quedasen en el campo Llanisco, convirtiendo a los de Luis Arturo en líderes del grupo A de la fase regional de la Copa Federación.

El conjunto blanquiazul pagó muy cara la primera jugada del partido. Una pérdida y su posterior rechace propiciaron un buen centro al segundo palo del Llanes, balón que fue rematado por un Dorronsoro que estaba demasiado solo dentro del área. Sin embargo, el mal inicio no condicionó los planes del Real Avilés, que tiró de libreto y comenzó a practicar su fútbol sin mirar el marcador.

El plan de Viti Amaro surtía efecto y el equipo realavilesino comenzó a dominar al Llanes, al que le costaba mucho llegar a la portería defendida por Borja Piquero, sabedores también, lógicamente, de que estaban por delante en el marcador y no necesitaban arriesgar. El juego de toque a través del 1-4-3-3, con Félix Sanz por delante de la defensa y Jorge Cayarga como falso '9', comenzó a dar sus frutos y Ramiro, en dos ocasiones, Cayarga e Imanol, con un tiro que salió cerca de la portería, acercaron al Real Avilés a un empate que nunca llegaría.

En la segunda parte cambió el guión. El juego se igualó más, las ocasiones comenzaron a escasear y los cambios realizados por ambos entrenadores ralentizaron el juego. A pesar de la falta de gasolina, el Real Avilés todavía tendría dos ocasiones para empatar. Una de Annunziata y sobre todo otra de Ramiro, que no estuvo acertado de cara a gol en la tarde de ayer.

Con este resultado, al equipo realavilesino afronta con una necesidad relativa el encuentro del domingo frente al Mosconia, un duelo para el que, en principio, Viti Amaro no tendrá bajas y quizá pueda contar ya con Max, que ayer no pudo ser de la partida al no haber llegado todavía el tránsfer. El equipo entrenará hoy por la mañana en La Toba 3, descansará el viernes y volverá al trabajo el sábado por la mañana para preparar el duelo de Grado.

«Vamos por buen camino»

A pesar de que a nadie le gusta perder y su tono no era tan alegre como en él es habitual, Viti Amaro quiso sacar conclusiones positivas del duelo de ayer en San José. El gijonés se queda con «la primera parte, donde estuvimos muy bien», y tiene claro que «por juego y ocasiones, merecimos no marcharnos de aquí de vacío, pero al final el Llanes fue muy efectivo aprovechando su primera ocasión».