Avilés y Navarro inician el trabajo de preparación del derbi del domingo

N. G.AVILÉS.

Real Avilés y Navarro se reencuentran el próximo domingo (Suárez Puerta, 12 horas) después de varios años en categorías opuestas. Pero no será un día para celebrar los motivos de rivalidad porque los dos equipos llegan a la cita en el peor momento, con el Avilés cuarto por la cola por coeficiente de goles, y el Navarro penúltimo.

Ni la dimensión ni las exigencias son las mismas y teniendo la misma necesidad de sumar, es el conjunto blanquiazul el que se ve obligado a ganar a su vecino de municipio si no quiere ver alejarse aún más a los equipos con los que quiere convivir. El Navarro asume su situación deportiva, pero necesita lo suyo y buscará hurgar en la herida de su rival, con jugadores que tendrán pluses de motivación, sin ir más lejos Jaime Santa y Diego Polo.

Con esas premisas los dos equipos iniciaron ayer la preparación del partido. Viti Amaro tiene las bajas de Viesca, aún recuperándose de su rotura muscular, y la de Imanol, por sanción. Héctor Suárez espera poder tener por vez primera a toda su plantilla lista.