«El Avilés era mi primera opción»

El luanquín Félix Sanz, ayer, durante la rueda de prensa de presentación en el Suárez Puerta./MARIETA
El luanquín Félix Sanz, ayer, durante la rueda de prensa de presentación en el Suárez Puerta. / MARIETA

Félix Sanz se presentó ayer como nuevo jugador blanquiazul recordando cuando «mi abuelo, que es socio, me traía al Suárez Puerta de niño»

SANTY MENORAVILÉS.

El joven lateral derecho luanquín, Félix Sanz, fue presentado ayer de forma oficial en la sala de prensa del Suárez Puerta. Sin rastro de timidez y con las ideas muy claras, recalcó desde el primer momento sus lazos de unión con el Real Avilés, que se remontan a cuando era niño. «Mi abuelo, que está aquí presente, lleva toda la vida como socio y recuerdo cuando me traía de pequeño a ver al equipo con el Suárez Puerta lleno. Ojalá lo pueda volver a vivir, pero ahora desde dentro», comenzó su intervención.

Conocedor, por tanto, de los mejores momentos del club, para Félix aterrizar en el conjunto blanquiazul es «un paso adelante». Pese a tener «más ofertas, el Avilés era mi primera opción y en cuanto se pusieron en contacto conmigo no lo dudé. Vengo a un gran sitio, un club histórico y un muy buen estadio».

Más Real Avilés

Félix deberá pelear por un puesto con Diego Pereira, a quien ya conoce de las categorías inferiores del Real Oviedo, pues son de la misma edad. «Es muy buena persona y estoy encantado de volver a coincidir con él». El lateral ya ha hablado con su nuevo entrenador, Viti Amaro, y tiene «muchas ganas» de iniciar la pretemporada. En cuanto al objetivo, «hay que ir paso a paso, pero me gustaría que nos pudiésemos clasificar por lo menos para la 'liguilla' de ascenso».

A pesar de que su debut senior se produjo en el San Martín, Félix Sanz es un futbolista que llamó la atención de dos de las mejores canteras de la región, el Real Oviedo y el TSK Roces. Entre las opciones que manejaba para el presente curso estaba la del Marino, pero el luanquín espera ganarse un sitio en el equipo inicial de Viti Amaro en lo que será su segundo año en Tercera.

En su turno de palabra, el director deportivo, José Álvarez, subrayó la importancia de la llegada de jugadores de la comarca avilesina a la plantilla, pues «en los malos momentos, que siempre los hay en una temporada, la gente de casa suele dar ese plus que se necesita, porque conocen bien el club y lo sienten como propio».

Con Félix presentado, el siguiente en pasar por la sala de prensa del Suárez Puerta será el avilesino Jorge Cayarga, cuya presentación está fijada para mañana jueves a las 12.30 horas. En estos momentos, la plantilla blanquiazul cuenta con doce jugadores, por lo que restan por llegar los siete-ocho jugadores solicitados por Viti Amaro para alcanzar la cifra de 19 o 20.

Trabajo sin descanso

José Álvarez aseguró ayer en la presentación de Félix Sanz, junto a su adjunto, Mikel Trabanco, que «estamos trabajando quince horas diarias para hacer la mejor plantilla posible». El director deportivo lamentó el fichaje frustrado de Álex Arias, aunque dejó claro que «el jugador escuchó nuestra propuesta, fue muy amable con nosotros y nos demostró el gran cariño que le tiene al club. Ha tomado la decisión de seguir en Luanco y le deseamos lo mejor tanto a él como al club».

Álvarez reconoció «muchas» negociaciones abiertas, por lo que la calidad de la plantilla «dependerá de las respuestas de los jugadores. Si todos nos dicen que sí tendremos un gran equipo seguro», sonríe. Lo que está claro es que falta por llegar mucha gente ofensiva y varios jugadores que no continuarán en Langreo, Lealtad, Caudal y Marino están en la agenda «entre muchos otros».

Uno de ellos es el avilesino Omar Álvarez, aunque el director deportivo se mantuvo prudente al respecto. «Tiene contrato con el Formentera y por tanto no podemos entablar ninguna negociación con él. Si su situación cambia, veremos». Aun así, según ha podido saber este periódico el jugador sabe del interés del club de su ciudad y está meditando su decisión final.

Más