Real Avilés

El Avilés sigue vivo y tiene que ralentizar su proyecto

El Avilés sigue vivo y tiene que ralentizar su proyecto
JOSÉ PRIETO

Con el técnico cerrado, el diseño de la plantilla aún tendrá que esperar al menos dos semanas más

N. GUTIÉRREZ AVILÉS.

El Real Avilés se la juega en la fase de ascenso pese a no participar ya que su futuro deportivo está pendiendo de un hilo, el que sostiene el Langreo tras caer eliminados el Marino y el Llanes, y claro, con el esperado ascenso que permite al Siero continuar un año más en Tercera.

El de ayer fue un domingo tenso en el seno del club blanquiazul porque el Langreo hizo sufrir lo que no esperaba nadie. Asumiendo que el Llanes y el Marino tenían muchas papeletas para quedarse fuera, todas las esperanzas siguen puestas en el eterno rival asturiano del Avilés, en el que aún hay vida al menos durante un par de semanas más.

Eso supone que el nuevo proyecto deportivo tiene que ralentizarse después de confirmar el sábado al nuevo entrenador para la próxima temporada, Abraham Albarrán. El exfutbolista avilesino maneja una larga lista de jugadores que se integrarían en su equipo, pero hasta que no se confirme la categoría en la que va a militar el Avilés los fichajes tienen que posponerse.

Abraham, que será presentado a los medios de comunicación el próximo viernes, tiene avanzado el perfil de equipo que podría formar tanto en Tercera como en Preferente y también está avanzando en su plan de trabajo de pretemporada, que no variará sea cual sea la categoría deportiva del futuro equipo.

En lo que sí tratará de avanzar el club es en la fórmula de gestión de la próxima campaña, en la que José María Tejero adelantó la semana pasada que se incorporarán personas de Avilés para las funciones directivas. El funcionamiento será al estilo de lo que el máximo accionista hizo hace tres temporadas, aunque la financiación del próximo curso dependerá de sus negociaciones con grupos inversores extranjeros.

Antes, Tejero tiene que liquidar la campaña finalizada, en la que son muchos los jugadores con varios meses de impagos, algunos hasta siete. El presidente dijo que espera pagar «antes del 30 de junio».

 

Fotos

Vídeos