El Avilés vuelve a su sitio natural

Un Praviano muy renovado como nuevo filial del Oviedo. / C. D. P.
Un Praviano muy renovado como nuevo filial del Oviedo. / C. D. P.

Tras dos años cortejando con el descenso, el equipo mira otra vez hacia arriba | Norte Proyectos espera reflotar el club partiendo casi de cero mientras la ilusión hace presa en el Navarro y el oviedismo se instala en el Praviano

NACHO GUTIÉRREZAVILÉS.

El curso que se abre este fin de semana en la Tercera División ofrece a primera vista importantes novedades en lo que atañe a la representación de la comarca avilesina. El Marino está para fortuna propia en Segunda B, pero son de nuevo tres los equipos que defenderán este pabellón, ya que al Real Avilés y al Praviano se une el Navarro después de un bien ganado ascenso.

Las novedades que se anuncian son, además de la presencia de Valliniello en la categoría, el cambio de rol en los dos compañeros de viaje del conjunto de Tabiella. El Real Avilés vuelve a su sitio natural, el de los aspirantes al ascenso, mientras el oviedismo se ha instalado en Santa Catalina, con el Praviano convertido en el segundo filial del conjunto azul.

Lo más llamativo respecto a un año es el cambio experimentado en el Suárez Puerta. Dos años de recesión absoluta, con impagos anunciados y proyectos deportivos del nivel más raso, se quedan atrás con la llegada a la gestión de Norte Proyectos Deportivos Mallorquines, que ayer recibió un agradecimiento público por parte del aún dueño del club, que desea «los mayores éxitos deportivos y ecomnómiuvos».

La solvencia de la nueva empresa no ha sido suficiente para atraer a un gran número de futbolistas, asturianos, por pura desconfianza. Pese a partir casi de cero, la dirección deportiva formada por José Álvarez y Mikel Trabanco, pone en manos del entrenador, Viti Amaro, una plantila que, sin poder valorar su poderío a estas alturas, parte en la línea de salida entre las que aspiran a las posiciones altas. Un reto para jugadores y el técnico tras dirigir equipos de perfil modesto.

En este último estanco se encuentra un Navarro que vuelve a Tercera y que ha formado una plantilla con posibilidades. Mantiene la columna vertebral del equipo del ascenso y se han unido buenos fichajes, los más sonados el central Jaime Santa y el delantero Diego Polo, descartados por el Avilés. Héctor Suárez sigue al frente del equipo azulgrana, que espera competir al mejor nivel asumiendo que la permanencia es por encima de todo el objetivo.

En Pravia el cambio de rumbo es total tras el acuerdo de filialidad con el Real Oviedo, que supone un respiro económico y asumir un proyecto deportivo diferente. Forjar a jugadores oviedistas en Tercera es la nueva filosofía y la formación de la plantilla hace pensar en un equipo que puede dar mucho juego. Manel sigue al frente del Praviano, en el que solo continúan cinco jugadores del pasado curso. La cantera azul y jugadores jóvenes de otras plazas completan el plantel rojillo.