Carlos Núñez no se entrena por una fascitis

Carlos Núñez no se entrena por una fascitis
Carlos Núñez. / MARIETA

Juanma Castañón no tiene claro forzar a Marcos el domingo y valora positivamente las maneras del meta Slavi

SANTY MENORAVILÉS.

La enfermería del Real Avilés se llena por momentos. A la más que probable ausencia de Marcos el domingo ante el Covadonga (12 horas, Álvarez Rabanal) por una molestia muscular que podría derivar en rotura, se unió ayer Carlos Núñez, que no se pudo ejercitar con el resto de sus compañeros por una fascitis plantar.

La novedad positiva en el ensayo fue el regreso de Paulo, de vuelta tras un permiso del club aprovechando su sanción que le permitió desplazarse hasta su Francia natal junto a su familia, y las buenas sensaciones del meta Slavi, con quien Juanma Castañón se está volcando para conocer su nivel antes de que Alain Menéndez tome la decisión definitiva de incorporarlo o no al equipo.

Por el momento, Castañón lo define como «un portero ágil, alto, trabajador y con muy buen saque. Tengo que verlo un poco más pero hasta ahora me está gustando». De quedarse en el equipo, el guardameta búlgaro competiría por un puesto con Borja Piquero, indiscutible hasta la fecha para el lenense y posiblemente el futbolista más destacado del equipo en este inicio de Liga, y con el joven Alexis Lemus, que todavía no ha debutado.

El equipo se ejercitará hoy por penúltima vez esta semana, a partir de las 10.30 horas en el campo sintético número 3 de La Toba. Mañana será jornada de descanso aprovechando que cierran por festivo las instalaciones municipales, y Castañón terminará el viernes de preparar el encuentro.

 

Fotos

Vídeos