El club cierra el fichaje de Diego Pantoja después de varios días de negociación

Diego Pantoja. / L. V.
Diego Pantoja. / L. V.

El espigado delantero jugó en el Extremadura y llegó a debutar en Segunda B en las filas del Villanovense

S. MENORAVILÉS.

El Real Avilés cerró ayer por fin el fichaje de Diego Pantoja después de varios días de negociación, con tiras y aflojas por ambas partes. Finalmente, todo ha llegado a buen puerto y el experimentado atacante de 27 años vestirá de blanquiazul la próxima temporada, debutando en la Tercera asturiana.

Pantoja es un ariete de 1,90 metros de altura que pese a su envergadura destaca por su velocidad. En sus inicios fue uno de los delanteros con más futuro del fútbol extremeño, por lo que el Villanovense lo firmó para jugar en Segunda B. Sin embargo, el atacante no tuvo fortuna y apenas gozó de minutos, completando posteriormente una dilatada carrera en Tercera División en distintos grupos.

En su currículum destacan sus estancias en Extremadura, Don Benito y Jerez. La pasada campaña apenas pudo jugar en el Ascó catalán debido a una lesión, por lo que espera poder reivindicarse esta temporada. Las últimas semanas estuvo ejercitándose con la AFE en Murcia y el Real Avilés le ha dado la oportunidad de volver a la palestra.

Catorce es el récord de goles anotados por el extremeño en una temporada, cifra que alcanzó hace dos temporadas en el Montijo, pese a que el conjunto pacense finalizó décimo la competición.