Concurso de regalos en el Suárez Puerta

Pereira, presionado por Fuentes y Joni, trata de jugar la pelota con el apoyo de Berto Laviana. /  OMAR ANTUÑA
Pereira, presionado por Fuentes y Joni, trata de jugar la pelota con el apoyo de Berto Laviana. / OMAR ANTUÑA

El Avilés dejó escapar al final una victoria que le había facilitado el Mosconia con dos errores flagrantesUna carambola y otro gol de Xavi tras fallo de José Luis voltearon un 0-1, pero la falta de picardía y un desliz de Piquero dejan tocado al equipo

NACHO GUTIÉRREZ AVILÉS.

El Mosconia de Grado cortó la racha del Real Avilés (2-3) al salir ganador de una especie de concurso de regalos defensivos de los dos equipos en el Suárez Puerta. Los visitantes se adelantaron pronto, pero fueron generosos para facilitar la remontaba local antes del descanso, aunque en el tramo final fue el Avilés el que entregó el partido a su rival.

Aunque el Avilés salía mejor al partido, el Mosconia se adelantó muy pronto, en el minuto 8, con un gol de Isra tras rechace de Borja Piquero en un mano a mano con Vicente, al que le llegaba el balón previo rebote en Berto Laviana en jugada de Garri. Tras digerir el golpe, el equipo de Juanma Castañón empezó a mostrarse en ataque, si bien contó con la complicidad de la defensa y portero moscones para voltear el marcador. En el minuto 23 un balón de Marcos a Xavi lo protegían los centrales y Jairo Casal optó por despejar con tan mal fario que el cuero dio en el rostro de su compañero Secades, colándose en la puerta de José Luis, a media salida.

El portero del Mosconia asistió involuntariamente a Xavi al quedarse corto su pase a Secades tras salir de su área en otro balón de Marcos. El flamante goleador blanquiazul estaba al quite y puso a su equipo por delante cuando se cumplía el minuto 36. Poco después Nico Pandiani lanzó un derechazo desde la frontal que rozó la escuadra culminando una combinación entre Polo y Marcos por la izquierda.

Todo cambia

En la segunda mitad el Avilés cedió el balón y muchos metros a un Mosconia que llegaba bien al área pero sin capacidad para crear ocasiones. El tiempo se fue consumiendo hasta que llegó el intercambio de regalos por parte avilesina. En el minuto 75 el francés Paulo pecó de pardillo al forzar un córner y lesionarse, optando por salir del terreno en vez de quedarse en él para ser atendido. Y claro, Abraham aprovechó la circunstancia para botar rápido el saque de esquina en corto sobre Isra, quien tras llegar el área sin oposición, centró con el exterior al punto de penalti donde Vicente irrumpió para cabecear a la red, con los defensas.

Poco después, en el minuto 80, un desliz de Borja Piquero en un golpeo con el pie fuera de sus dominios provocó una situación de peligro, abortada por Naranjo con una falta sobre Adrián Fuentes que le costó una tarjeta roja directa quizás excesiva. En el saque de la falta Abraham la puso con temple y Vicente volvió a sorprender a la defensa para cabecear cogiendo a Borja a contrapié. Era el 2-3 que ya sería definitivo pese a los esfuerzos finales del equipo blanquiazul.

Un Avilés que se frena en su escalada, quedando a cuatro puntos del descenso, tras la victoria del Madalena, con ocho jornadas del final. El próximo compromiso será el domingo, a las cinco en el Hermanos Antuña, frente al Caudal de Mieres. Castañón pierde para esta cita a Naranjo, por la tarjeta roja de ayer, y a Nico Pandiani, que vio su quinta tarjeta amarilla del curso.

Más