Real Avilés

Una Copa Federación para olvidar

Álvaro Peñalver remata alto un balón aéreo, con el capitán Nico Pandiani detrás./OMAR ANTUÑA
Álvaro Peñalver remata alto un balón aéreo, con el capitán Nico Pandiani detrás. / OMAR ANTUÑA

El Real Avilés cierra la competición copera sin ninguna victoria en su casillero tras caer ayer en el Suárez Puerta frente al Mosconia

SANTY MENORAVILÉS.

El Real Avilés finalizó su periplo en la presente edición de la Copa Federación con cero victorias en su casillero. El conjunto blanquiazul quería despedirse de la competición con buen sabor de boca y ayer en el Suárez Puerta ocurrió todo lo contrario. El equipo, al igual que en todos los partidos de pretemporada a excepción de Grado, fue de más a menos, perdió frente al Mosconia (0-2) y acabó desquiciado con la actuación arbitral, acumulando tres expulsiones.

0

0

De inicio, Viti Amaro sorprendió cambiando su habitual 1-4-3-3 por un 1-4-2-3-1, con Santullano y Castaño como pivotes y Jorge Cayarga en la mediapunta, con Max como hombre más adelantado. Además, también debutaba como titular Gastón, que se fue intercambiando la posición en banda con Ramiro. El inicio fue el habitual en el equipo blanquiazul: balón jugado desde atrás y dominio posicional para ir acechando poco a poco la portería rival.

Real Avilés
Javi Torres; Félix Sanz (José Antonio, 69), Nico Pandiani, Álvaro (Borja Granda, 69), Viesca; Santullano, Castaño; Gastón (Pereira, 57), Jorge Cayarga, Ramiro; y Max (Ricky, 74).
Mosconia
José Luis (Adri, 46); Carús, Jairo Casal (Lastra, 74), Secades, Jony (Fuentes, 46); Cali (Pastur, 81); Jose (Gelu, 49), Josín, Marcos, Nacho Cabal (César, 81); y Vicente (Garri, 69).
Goles
0-1: min. 69, Josín, de penalti. 0-2: min. 84, César.
Árbitro
Pérez Albuerne. Expulsó por roja directa a Jorge Cayarga y Borja Piquero (84) y a Santullano (86). Mostró amarilla a Nico Pandiani y Pereira; y a Nacho Cabal y Cali.
Incidencias
unos 120 espectadores en el Suárez Puerta. Se guardó un minuto de silencio por el fallecimiento de Pepe Vallina.

Sin embargo, la falta de gol volvería a hacer acto de presencia. Todavía esperando por Diego Pantoja; Ramiro, Max, por dos veces, y Cayarga tuvieron cuatro oportunidades claras para adelantar al equipo realavilesino en los primeros cuarenta y cinco minutos. El argentino no estuvo cerca de la escuadra en un libre directo, Max envió un balón al larguero a la salida de un córner y se topó con José Luis en un buen cabezazo picado, y Jorge Cayarga fusiló a al meta, lanzando un potente disparo al centro desde el área pequeña que el sotobarquense atrapó demostrando unos reflejos absolutamente felinos. Las más claras del Mosconia fueron una arrancada de Nacho Cabal que frenó Javi Torres y un remate con la derecha de Marcos muy peligroso.

A pesar de que mereció irse al descanso por delante en el marcador un partido más, el Real Avilés volvió a mostrar su bipolaridad tras el descanso. Y es que en la segunda parte, más allá de que los dos goles del Mosconia fueron polémicos, el equipo blanquiazul apenas fue capaz de generar una ocasión de gol, un disparo alto de Ramiro tras un barullo dentro del área.

Este segundo período decayó en ritmo y en precisión fruto del cansancio y la carga de la pretemporada en las piernas, pero el Mosconia se aprovechó de dos jugadas puntuales para mandar en el marcador y acabar llevándose el triunfo. El primer tanto fue obra de un viejo conocido del club, Josín, que transformó un penalti competido por Nico Pandiani que no cometía. El partido se rompió a seis minutos del final, cuando César introdujo el balón en la red blanquiazul en posición dudosa, el colegiado y el línea se hicieron un lío y al final se dio gol para los de Grado. Fruto de las protestas fueron expulsados al instante Jorge Cayarga y Borja Piquero, y dos minutos más tarde Santullano.

Así las cosas, los últimos cinco minutos de partido fueron inenarrables, con el Mosconia tocando el balón a placer ante nueve jugadores del Real Avilés que, eso sí, nunca dieron su brazo a torcer, espoleados por Viti Amaro. Al final, una Copa Federación para olvidar y el conjunto blanquiazul se centra ya en sus dos últimos amistosos de pretemporada, el viernes en el Muro de Zaro frente al Llaranes y el sábado en el Suárez Puerta contra el Marino.

«No falta suerte de cara a gol»

Viti Amaro reconoció en rueda de prensa al finalizar el partido que «nos está faltando suerte de cara a gol. El equipo generó ocasiones claras en la primera parte pero no estuvimos acertados». Preguntado por la llegada de fichajes, el gijonés tiene claro que «vendrá gente de arriba y a ver si afinamos la puntería».

El preparador realavilesino no se explica las tres expulsiones recibidas. «No vi nada, fueron por protestar y no sé lo que ocurrió». Por su parte, Álex Rodríguez, técnico del Mosconia, alabó al Real Avilés y quiso recordar que «jugaron un partido hace dos días y eso se notó».