Diego Polo: «Llevo doce postes esta temporada y tengo ganas de marcar»

Diego Polo: «Llevo doce postes esta temporada y tengo ganas de marcar»
Polo pugna por el balón con Aitor Ferrero en el partido frente al Covadonga. / E. C.

El delantero del Avilés no se quiere «obsesionar», pero sí «devolver la confianza que me está dando todo el mundo y ayudar al equipo a salir de los puestos de abajo»

N. GUTIÉRREZ / S. MENOR AVILÉS.

Diego Polo está cumpliendo a medias las expectativas que generaron su regreso al Real Avilés, en cuya escuela había jugado, después de destacar en equipos punteros de la Tercera asturiana como Marino y Langreo. El futbolista avilesino está jugando buenos partidos y generando mucho peligro con su movilidad, pero un delantero está para marcar goles, y más este año en el Avilés, y la pelota no está queriendo entrar.

«No quería estar quemado pero empiezo a estarlo», reconoce el atacante. «No puedo ponerme a pensar que el balón no entra porque luego es peor, pero la realidad es que estoy teniendo ocasiones y que, por poco, no acaban de entrar». En ese sentido, Polo desvela que «nunca había enviado tantos balones a la madera. Llevo doce, tres con el Avilés, y sólo tres goles en total».

Con todo, Polo no oculta que «tengo ganas de marcar, pero más que nada porque juego arriba, estoy creando ocasiones y quiero ayudar al equipo. Si contra el Indus u otros equipos llego a marcar, seguramente hubiéramos ganado, así que tengo clara mi responsabilidad y soy exigente, pero tengo que estar tranquilo porque si te obsesionas es peor. Quiero pensar en que cuando entre el primero llegarán todos seguidos y ojalá sea mañana contra el Universidad de Oviedo».

Para el ariete, el de San Gregorio es un partido «a vida o muerte», pues «aunque está el tópico de decir que aunque pierdas no pasa nada, hay que seguir, debemos conseguir el triunfo como sea porque luego tenemos dos partidos muy complicados contra Lealtad y L'Entregu», precisamente su exequipo. «Es verdad que nosotros no damos por perdido ningún partido y competiremos todos a muerte, pero el Uni es un rival que está abajo con nosotros y es fundamental ganar».

A pesar de que después de la derrota contra el Indus el vestuario blanquiazul estaba un poco alicaído, Polo asegura que «esta semana hemos entrenado bien, el equipo está con ánimo y sólo hace falta que nos cambie la suerte a la hora de rematar». No en vano, el Real Avilés acumula nueve goles en veinte partidos disputados, una cifra muy baja. La racha de resultados tampoco es muy halagüeña, con cinco derrotas y un empate en los últimos seis partidos, pero Polo sigue con la moral alta. «El equipo trabaja bien y se esfuerza y seguro que cambia la suerte. En lo personal, todo el mundo del club me está dando mucha confianza y quiero devolvérsela con goles que ayuden al equipo».

Carlos, casi descartado

Polo realizó ayer junto al resto de sus compañeros la última sesión de trabajo de la semana en el sintético de La Toba 3, de la que se volvió a ausentar Carlos Núñez, con fiebre en la cama. El canterano blanquiazul tiene alguna opción de llegar al partido de mañana, pero lo haría muy justo, por lo que lo que es seguro es que no sería titular. El meta Borja Piquero es la única baja segura y Juanma Castañón dará hoy la convocatoria definitiva de dieciséis jugadores.

 

Fotos

Vídeos