«Me adapté bien al equipo, la pena fue fallar las ocasiones»

«Me adapté bien al equipo, la pena fue fallar las ocasiones»
Diego Polo en una internada ante Jaime Serrano. / MARIETA

Diego Polo se estrenó en el Avilés con un trabajo positivo pero incompleto porque no llegó el gol

NACHO GUTIÉRREZAVILÉS.

El domingo pudo vivir el mejor estreno posible como jugador del Real Avilés en la visita al Suárez Puerta del Caudal de Mieres. Un par de sesiones con sus nuevos compañeros fueron suficientes para que Juanma Castañón contara en el once con su nuevo delantero, Diego Polo, a quien unos centímetros le separaron de la gloria del que marca un gol de tres puntos para su equipo: «Fue una pena, porque hicimos un gran trabajo y tuvimos las tres mejores ocasiones del partido», dos de ellas en los pies del avilesino, una en cada tiempo.

El delantero blanquiazul asumió en su primera presencia en el Avilés un trabajo complicado porque el de Castañón es un equipo que empieza a defender desde arriba y con poca producción ofensiva, hay que sacar el máximo rendimiento a las opciones de marcar. Polo dispuso de un mano a mano con el portero caudalista al filo del descanso que el avilesino dejó escapar. «Cuando estás en esas situaciones tienes la opción de rematar sobre su salida o buscar el quiebro para marcar a puerta vacía. La primera idea que tienes es la buena y fallé por pensarlo demasiado, el remate se me fue desviado, aunque por poco. Espero que la próxima que tenga vaya dentro».

En el tramo final de la segunda parte, Polo protagonizó dos acciones seguidas que pudieron darle el partido al Avilés. En la primera se la puso a Pedro en bandeja, pero su compañero dudó y la ocasión se fue al limbo: «Creo que le pasó lo mismo, dudó y tras no rematar de primeras, la jugada se le complicó». En la siguiente acción otra vez Polo se desmarcó para pisar el área con posibilidades de gol, aunque en una posición difícil por lo escorado de la misma: «Rematé al único sitio que podía superar a Davo, por el segundo palo», en el que llegó a tocar la pelota antes de perderse por la línea de fondo.

«La próxima que tenga espero que vaya dentro», subraya con cierto poso de decepción porque «el equipo hizo un gran esfuerzo y ganar habría sido justo, pero es un punto de mucho valor porque el Caudal es un equipazo». Al margen de las ocasiones de gol mencionadas, Polo señala que «estuve mejor de lo que esperaba, creo que me adapté bien al estilo de juego que quiere el mister. Las sensaciones personales han sido buenas y también las del equipo, al que veo muy competitivo. Ante el Caudal jugamos con mucho orden, el trabajo defensivo fue impecable y además tuvimos las mejores oportunidades de gol para ganar».

Formado en la escuela blanquiazul, reconoce que «dejar L'Entregu para venir al Avilés a estas alturas no fue fácil, pero estoy convencido de que ha sido una decisión acertada». Y matiza que la ausencia de rival por el puesto no ha sido el motivo de su cambio de equipo: «No he venido para acomodarme, estoy en el equipo para dar todo lo que tengo y trabajar para ganarme el puesto. Desconozco los planes que tiene el club en cuanto a reforzar la plantilla, pero la competencia no me asusta y además es buena para el colectivo».

 

Fotos

Vídeos