Borja Granda evita la derrota del Avilés ante el San Martín (2-2)

Una jugada del choque de ayer en el Suárez Puerta. /OMAR ANTUÑA
Una jugada del choque de ayer en el Suárez Puerta. / OMAR ANTUÑA

El defensa marcó los dos goles del empate en el tramo final del partido

Nacho Gutiérrez
NACHO GUTIÉRREZAvilés

El Real Avilés sigue sin conocer la victoria y gracias a su defensa Borja Granda pudo evitar la derrota en la visita del San Martín (2-2). El jugador gozoniego revivió a su equipo cuando estaba en la lona con 0-2 al reducir distancias en el minuto 79, rematando su faena en el 89 con el segundo tanto, firmando su cuarto gol del curso, todos los que figuran en el casillero del Avilés.

Fue un mal partido del equipo de Viti Amaro, el más flojo en cuanto al concepto de fútbol, con muchas imprecisiones y problemas para contener al San Martín, sobre todo en el primer tiempo. En él se adelantaron los sotrondinos en el minuto 18 en una jugada por la izquierda entre Steven Ospina y Mati, cuyo centro lo mandó a la red en boca de gol y libre de marca Monasterio. Pese a jugar mal, el Avilés pudo empatar en dos claras ocasiones, pero en el 24 Diego Pantoja remató alto en bova de gol, y en el 38 Annunziata al travesaño.

Viti Amaro se la jugó al descanso con dos cambios ofensivos y el equipo se activó llegando con asiduidad al área, pero en una escapada sotrondina Steven puso el 0-2 a los 70 minutos. Fue un mazazo para el Avilés, que se ilusionó a los 79 cuando Borja Granda voleó a la red un rechace del portero del San Martín tras remate de Armando Peláez.

El partido estaba roto y el equipo avilesino se la jugó con el riresgo de recibir la puntilla de un rival entonces ya desbordado y que en el minuto 89 veía como se esfumaba el triunfo cuando Annunziata puso un balón para la carrera de Borja Granda, que definió con un remate ajustado su mano a mano con Jano. El Avilés estaba lanzado y en el tiempo añadido tuvo la oportunidad de ganar en una jugada de Armando que Pantoja, otra vez, remató a las nubes en boca de gol fallando lo que parecía imposible.

Al final reparto de puntos en un Suárez Puerta con una asistencia similar a las anteriores, en torno a quinientos aficionados, que siguen esperando la primera victoria. El próximo partido será el domingo a las 12.30 en Pola de Lena frente al Lenense.