«Estoy a disposición de los nuevos gestores por si necesitan ayuda»

José Luis Rodríguez, en una rueda de prensa cuando era director general del Real Avilés./MARIETA
José Luis Rodríguez, en una rueda de prensa cuando era director general del Real Avilés. / MARIETA

José Luis Rodríguez, director general del Real Avilés en la etapa de Golplus, asegura que «hay ciudad y equipo para mirar hacia arriba»

SANTY MENORAVILÉS.

De las tres gestiones externas que ha tenido el Real Avilés en su historia, el tiempo, que siempre da y quita razones, sitúa la del grupo gijonés Golplus como la más exitosa sin ningún atisbo de duda. Fueron tres años y medio en los que el equipo ascendió -en los despachos, eso sí- a Segunda B, estuvo muy cerca de hacerlo a Segunda, recuperó la ilusión por el fútbol en la ciudad, viéndose niños y niñas con la camiseta del equipo por la calle, y reactivó la escuela, tanto a nivel de imagen como de resultados.

Cuatro años y medio después de aquella rueda de prensa en la que Chus Bravo cedía el testigo del club a Sietes, José Luis Rodríguez tiene nítidos todos los recuerdos de su paso por el club, al que desea y siempre ha deseado lo mejor. «No conozco al grupo gestor que llega, pero los animo a hacer bien las cosas y desde aquí me pongo a su disposición por si necesitan algún tipo de ayuda. He reflexionado sobre nuestra estancia en el club muchas veces y tengo claro lo que hicimos bien y lo que hicimos mal», asegura.

El mejor recuerdo del ahora entrenador del Llanera, renovado, por cierto, para la próxima temporada, fue «ver el Suárez Puerta lleno en la eliminatoria frente al Coria. En un año conseguimos ilusionar de nuevo a la ciudad. Nuestro eslogan 'soy de Avilés, soy del Real Avilés' es la clave de todo. Los avilesinos se tienen que sentir orgullosos de su club, algo que ahora no pasa», lamenta.

«Si volviera atrás no hubiese comprado la plaza en Segunda B, al final nos lastró» «Lo que más nos faltó a nosotros fue apoyo del Ayuntamiento, no nos dieron ni un euro»

Los motivos de la marcha de Golplus en mitad de su cuarta temporada en el Real Avilés son «dos por encima de todos». En primer lugar, «la falta de apoyo del Ayuntamiento. Recuerdo hablar con la actual presidenta del Leganés, con el director general del Fuenlabrada... y las ayudas que recibían ellos por parte del Ayuntamiento eran impresionantes. Nosotros, por contra, nunca recibimos ni un euro. Me harté de pedir que nos pagaran la luz, el agua y el gas y me fui sin conseguirlo», sonríe, resignado.

Si volviese atrás, José Luis reconoce que «no hubiese comprado la plaza a Segunda B. Vimos en el campo lleno ante el Coria y, visto con el tiempo, nos vinimos arriba. Pensábamos que era lo correcto, pero se vio que no. Teníamos que haber subido en el campo al año siguiente y entonces la afición hubiese arropado el proyecto. Al final, las cifras no engañan: contra el Coria no entraba un alma en el estadio y contra Cartagena y Llagostera no pasábamos de 3.000», lamenta.

Por todo ello, el gijonés tiene claro que, «por ciudad y por club, está claro que Avilés es una plaza muy interesante para un proyecto deportivo. Le deseo suerte al nuevo grupo gestor y me imagino que contará con gente profesional que sabrá rodearse bien y hacer un proyecto atractivo que vuelva a ilusionar a la gente de Avilés. Nosotros estuvimos muy cerca de llegar al fútbol profesional y ojalá otros lo puedan conseguir. Como digo, mi mano está tendida por si necesitan consejos u opiniones».

Mientras que José Luis, que en su etapa en el Real Avilés estuvo acompañado principalmente por Luis Cousillas, hoy en el Atlético Coruña-Montañeros, y Chus Bravo; Álvaro López (IQ Finanzas) ha desaparecido del mapa desde su extraña salida del Cacereño y John Clarkson (Amber Care) se encuentra en Reino Unido atendiendo sus negocios tras dejar el Tudelano en 2017.