El equipo asume su participación en la Copa Federación y espera por el sorteo

Aunque el cambio drástico de los acontecimientos ha obligado al Real Avilés a suspender partidos amistosos que tenía en mente más que interesantes a todos los niveles, el conjunto blanquiazul cumplirá con su deber y disputará la próxima edición de la Copa Federación, cuyo sorteo no tiene fijada todavía ni fecha ni sede. Preguntado por esta modificación de los acontecimientos, el entrenador del Real Avilés, Viti Amaro, explicaba ayer que, «aunque no era lo que pensábamos ni lo que queríamos, es lo que toca y creo que los equipos que juegan Copa llegan mejor al principio de Liga». El gijonés queda a la espera «del sorteo» y asegura que «la jugaremos con la máxima seriedad, con rigor y con ganas de hacerlo muy bien».