«El equipo ha cumplido con creces los objetivos»

Juanma Castañón, esta temporada en el Suárez Puerta./OMAR ANTUÑA
Juanma Castañón, esta temporada en el Suárez Puerta. / OMAR ANTUÑA

«Estoy a la espera de que el club se ponga en contacto conmigo para liquidar la campaña y me gustaría seguir aquí con un proyecto interesante»

SANTY MENORAVILÉS.

Juanma Castañón (Pola de Lena, 1972) ha finalizado con éxito su primera experiencia como técnico en Tercera División y en un banquillo peculiar como el del Real Avilés. Mientras espera por una llamada del club para liquidar económicamente la temporada, se muestra expectante ante la posible llegada a la entidad de un grupo inversor externo, pues «creo que estoy capacitado para dirigir a una plantilla que tenga el objetivo de luchar por el ascenso».

-¿Cómo resume la temporada? ¿Fue como imaginaba cuando llegó al club?

-Sí. Sabía que íbamos a luchar por la permanencia con seis equipos que al final fueron siete, y confiaba en que, con trabajo y esfuerzo, pudiéramos conseguirlo, como así fue. La temporada empezó con dificultades, mucha gente entrenando y varios juveniles, y después de una primera vuelta en la que hicimos 19 puntos, logramos 18 en la segunda, que es mucho más difícil, gracias a la aportación que nos hicieron Berto, Polo, Xavi y Nico. Acabamos en el puesto 14 con cinco puntos más que el año pasado y es para estar satisfechos.

«Los debutantes dejamos claro que lo podemos hacer bien en Tercera División» «Pase lo que pase estos días siempre estará agradecido al Avilés por contar conmigo»

-¿Una clave?

-Les puse mucho a los jugadores el ejemplo del Siero de hace unos años, que perdía por goleada contra equipos como el Sporting B y ganaba a los de 'su Liga' y se salvó. Había que ser listos y prácticos y procurar tener a toda la gente en estos partidos de puntuación 'doble'.

-¿Cuál es el truco para mantener la moral de los jugadores alta después de tantos meses de impagos?

-Esta temporada crecí un 200% como entrenador a la hora de gestionar grupos. Estaba acostumbrado a estar en equipos, a pesar de ser regionales, que pagaban al día, y cuando eso ocurre puedes exigir más, pedir primas, etc. Tampoco quiero engañar a nadie y, al menos el cuerpo técnico, sabíamos que íbamos a cobrar a final de temporada, pero es cierto que con los chavales tuvimos que tener tacto porque no es lo mismo cobrar al día que al final. Soy un entrenador muy exigente y, aunque me mantuve firme con la puntualidad a lo largo de todo el año, hay que tener mano izquierda para saber llevar al grupo. Estoy muy agradecido a los jugadores porque nunca se dejaron llevar en ningún partido.

-Varios de ellos, procedentes de categorías regionales o del juvenil, dieron un paso al frente demostrando que podían competir en Tercera.

-La verdad es que en la cena muchos me lo agradecieron. Los noveles, entre los que me incluyo, por supuesto, creo que dejamos claro que estábamos preparados para dar el salto. Entre su trabajo y mi aportación creo que gente como Borja, Nico, Naranjo, Pereira, Pedro o José Antonio, por decir algunos nombres, han dado un paso adelante. Nico venía de ser central y es uno de los mejores mediocentros de la categoría, Naranjo llevaba sin jugar desde febrero y ha hecho una gran temporada y Borja ha demostrado lo buen portero que es después de unos años más irregulares, por citar unos ejemplos.

-¿Le gustaría seguir en el Real Avilés la próxima temporada?

-Le estoy muy agradecido al club. Alain y el presidente me llamaron en verano para venir y no me lo pensé. He estado cómodo y se han cumplido con creces los objetivos, pero ahora falta ponerse al día en lo económico. Confío en la palabra del club y a partir de ahí al primer equipo que escucharé será el Avilés. Si no me llaman y tengo encima de la mesa ofertas de otros equipos tomaré una decisión, pero mi prioridad es este equipo, pues me veo capacitado para entrenarlo dentro de un proyecto en el que se busque luchar por el ascenso.

-¿Está al tanto de la posible llegada de un grupo inversor para llevar el primer equipo?

-Sé lo que he leído en la prensa. Si es así y piensan en mí, repito que he estado muy cómodo en Avilés y creo que estoy capacitado. Los entrenadores son eso, entrenadores, no entrenadores de Primera Regional o de Tercera División.

-¿Tiene otras ofertas encima de la mesa en estos momentos?

-Ofertas como tal no, pero sí me han llamado de varios equipos. Como digo, mi contrato con el Avilés acaba el 30 de mayo y es mi primera opción. A partir de ahí, veremos. De momento, nadie del club me ha llamado.