Estalla la guerra por el Muro de Zaro

El Avilés juvenil ya disputó dos partidos en Santa Bárbara./MARIETA
El Avilés juvenil ya disputó dos partidos en Santa Bárbara. / MARIETA

Llaranes y Stadium se unen para impedir que el Avilés juvenil juegue allí sus partidos | Los dos clubes ofrecerán hoy una rueda de prensa para puntualizar lo que dijo la concejala Nuria Delmiro en el Pleno sobre el uso de la instalación

NACHO GUTIÉRREZAVILÉS.

La guerra por la utilización del campo Juan Muro de Zaro ha estallado y en el Ayuntamiento tienen una papeleta que resolver. Dos de los cuatro clubes que esta temporada se asientan en Santa Bárbara para disputar sus partidos, Llaranes y Avilés Stadium, se han unido para la misma causa: impedir que el equipo juvenil del Real Avilés entre en el cuadrante, hasta ahora de tres sumando al Belenos, y juegue en La Toba o en el Suárez Puerta, cuyo usuario es el club blanquiazul y que solo se utiliza una vez cada quince días.

El motivo principal esgrimido es la sobrecarga de partidos, dos cada fin de semana, que supondría asumir la presencia del Avilés, que tras el ascenso del equipo juvenil a la máxima categoría solicitó disputar sus encuentros en el Muro de Zaro, a lo que se accedió en las instancias municipales. Y esta tarde, en la sala de prensa del Quirinal, las directivas de Llaranes y Stadium ofrecerán una rueda de prensa conjunta para salir al paso y matizar las declaraciones de la concejala de deportes, Nuria Delmiro, en el transcurso del último Pleno Municipal, a preguntas de grupos de la oposición.

En el Real Avilés, que ya jugó dos partidos, uno amistoso y otro oficial, no van a ceder en lo que es «un derecho adquirido hace muchos años», subraya el director de la escuela de fútbol blanquiazul. Ulpiano Cervero nos traslada a 1983 y a un contrato entre Ensidesa y el Real Avilés, entonces también Industrial: «Nunca hemos hablado de exclusividad, pero los equipos del Avilés tienen derecho a disfrutar del uso de las Tobas y del Muro de Zaro, está registrado por contrato ante un Notario y aprobado en el Pleno del Ayuntamiento el 1 de junio de 1995. Pueden decir lo que quieran, pero el Avilés tiene derecho, el que más si vamos por el libro, a jugar en La Toba y en el Muro de Zaro», añadiendo que «no se ha contemplado» que el equipo juvenil juegue en el Suárez Puerta, lo que ha hecho de forma esporádica en estos últimos años.

No lo hará ni este sábado en su partido frente al Ural de La Coruña, que tampoco se puede celebrar en Santa Bárbara como estaba previsto «porque el Belenos cambió el orden de su partido, juegan en casa el sábado y se nos ha desplazado sin avisarnos, aunque tampoco vamos a protestar».

A propósito del Belenos, su presidente Felipe Blanco, trata de templar ánimos: «La potestad de repartir las instalaciones la tiene el Ayuntamiento y supongo que tratan de cuadrar a todos los equipos lo mejor posible. Yo soy más de incluir que de excluir, y para nosotros mejor que solo jugara un equipo de fútbol y el rugby igual que hace unos años, pero tenemos que repartir el espacio y tratar de cuidar las instalaciones entre todos».

Blanco recuerda que «hace dos años entró el Stadium y echaron al Valsa del Muro de Zaro. Ahora entra el Avilés juvenil y habrá que aceptarlo, lo mismo que el rugby no pueda jugar nunca en el Suárez Puerta».

Más noticias