Los goles de Xavi son la esperanza del Avilés

Polo y Pedro felicitan a Xavi tras el gol marcado por el catalán el domingo en Luanco . / TAREK HALABI
Polo y Pedro felicitan a Xavi tras el gol marcado por el catalán el domingo en Luanco . / TAREK HALABI

El catalán le ha dado al equipo ocho puntos con sus nueve tantos y solo piensa en «ganar al Siero y sellar la permanencia»

NACHO GUTIÉRREZ AVILÉS.

El Real Avilés tiene mañana la primera de sus dos últimas oportunidades para sellar la permanencia en su agónico, repetido también, final de temporada. El partido ante el Siero (Suárez Puerta, 19 horas) puede suponer para el conjunto blanquiazul el final del calvario, siempre que sume los tres puntos en la visita de un rival ya salvado...

Y aunque para ganar será necesaria una buena actuación colectiva, la esperanza del Avilés se llama Xavi y se apellida Cencillo Cercós. No es una afirmación sin fundamento porque los números y el rendimiento así lo declaran. A modo grosso, el delantero catalán le ha dado al equipo ocho puntos con sus goles, nueve en los 17 partidos que ha disputado, los que van de la segunda vuelta.

Su llegada, y también la de Nico Pandiani, han sido fundamentales para que el equipo no se haya ido al fondo de la clasificación. No hay más que echar cuentas. Los tres puntos de Llanes y los sumados ante el Praviano llevaron la firma de Xavi con sendos dobletes. Hay que añadir en el haber la mitad del punto del sumado en la visita al Universidad con el que fue su primer gol -Santa marcó el primero- en la última jugada del partido. Y el punto y medio de la victoria ante el san Claudio que se reparte con Nico Pandiani, quien se apunta el punto del empate con el Condal en el Suárez Puerta.

Xavi Cencillo fue una apuesta al aire de la dirección deportiva y un acierto que pocos podían esperar, ni siquiera el propio jugador: «Las cosas me están saliendo mejor de lo que esperaba, aunque tenía mucha confianza en mis posibilidades». El catalán fue puesto en la órbita avilesina la pasada campaña y Alain Menéndez decidió apostar por él en el pasado mercado invernal. Una perla de 19 años que está llamando la atención de muchos técnicos.

«Solo estoy pensando en ganar el domingo al Siero y que el Real Avilés se mantenga». Xavi se ha revalorizado y antes de que lluevan las ofertas quiere «ayudar al equipo que me ha dado la oportunidad de jugar en Tercera. Después ya se verá», dice sobre un futuro en el que será imposible renovarlo si el dueño del club repite el modelo.

Más Real Avilés