«Es un golpe muy duro porque el partido estaba controlado»

N. GUTIÉRREZ

El entrenador del Real Avilés intentaba asumir una derrota que no esperaba ni antes ni, sobre todo, durante un partido en el que «nos pusimos por delante en una muy buena primera parte, pero después hemos tenido ocasiones, algunas claras, y no supimos sentenciar. Después, cuando el partido estaba controlado porque ellos no nos crearon peligro, nos remontaron con dos goles consecutivos».

El técnico asume que «en campos pequeños te puede pasar el gol del empate en una segunda jugada, pero llega de un saque de banda y sabemos lo que hay que hacer, alejar la pelota. En el segundo creo que nos hemos despistado y facilitamos el gol». Una derrota que es «un golpe duro ya que el partido estaba controlado y lo pudimos cerrar, pero seguimos sin acertar cuando tenemos la ocasión. Es una derrotas importante, pero tenemos que seguir trabajando».

Adrián González reconocía que «en estos campos los partidos son un poco lotería y con un marcador mínimo en cualquier jugada se le puede dar la vuelta. En otros partidos nos pasó al revés, fue el rival el que remontó y hoy la fortuna estuvo de nuestro lado. Es un triunfo de mucho valor porque nos acerca a equipos que estar fuera del descenso».