Guipuzcoana, la menor de nueve hermanas e hija y madre de futbolistas

La historia de Ana María Ignacio no tiene desperdicio. Anne en baleares, Ana en Avilés, nació en Eibar, se crió en Mutriku (Guipúzcoa) hasta los 18 años y creció en Palma de Mallorca, donde vive casada con un almeriense. Es la menor de nueve hermanas, dos de ellas tristemente ya fallecidas, y su padre, que tampoco está ya con nosotros, fue portero del Eibar. A sus 53 años, tiene una hija y un hijo, Patxi Sánchez, guardameta del Real Avilés en la segunda vuelta de la pasada temporada y uno de los que la convencieron para dar el paso y enrolarse en el proyecto del Real Avilés.