Jorge Cayarga regresa a sus orígenes

Jorge Cayarga conduce el balón en el entrenamiento de ayer perseguido por Félix Sanz./MARIETA
Jorge Cayarga conduce el balón en el entrenamiento de ayer perseguido por Félix Sanz. / MARIETA

El extremo avilesino se medirá por primera vez el domingo al Navarro, club en el que destacó para acabar fichando por el Real Oviedo

SANTY MENORAVILÉS.

Jorge Cayarga se sentirá extraño el domingo cuando salte al césped del Román Suárez Puerta. El extremo del Real Avilés tendrá por primera vez enfrente el escudo de su club de origen, un Navarro en el que militó nueve años: desde benjamines hasta juveniles, aunque llegó a debutar con el primer equipo. Junto a su hermano Berto era considerado como una de las joyas de la cantera, de ahí que, tras mucho meditarlo, decidió dar el 'sí' y concluir su etapa juvenil con el División de Honor del Real Oviedo.

Eso fue hace ya cinco años, y desde entonces, Cayarga nunca se ha enfrentado al equipo azulgrana. «En juveniles lógicamente no lo hice y en senior yo estaba en Tercera y el Navarro en Preferente, así que será la primera vez y para mí un día especial», reconoce. En cualquier caso, no está el Real Avilés para hacer amigos y el extremo es consciente de ello. «He visto al Navarro dos veces esta temporada y son un equipo que se defiende muy bien, así que espero que de una vez por todas rompamos la mala suerte que estamos teniendo a la hora de definir y consigamos una victoria que llevamos tiempo mereciendo».

Como exjugador azulgrana, Cayarga alerta de que «estoy seguro que el Navarro afrontará el partido con mucha motivación. Por jugar contra el Avilés, por hacerlo en el Suárez Puerta y después de ascender a Tercera. Va a ser un partido difícil, imagino que nos esperarán atrás e intentarán hacernos daño a la contra». Pese a ello, el avilesino tiene clara la receta del éxito. «Estamos jugando bien y debemos seguir de la misma manera, dominando los partidos. Estoy seguro de que los goles acabarán llegando».

El futbolista realavilesino, que el pasado domingo estrenó su casillero de goles, de penalti frente al Tuilla, no huye de la responsabilidad. «No era normal que Borja llevase todos los goles del equipo y, aunque fuese de penalti, me alegra haber marcado. Todos los jugadores debemos contribuir y en especial los que jugamos arriba», esgrime.

A Cayarga no le resultó extraño lanzar la pena máxima, pues «en categorías inferiores, precisamente en el Navarro, solía lanzarlos siempre, es algo que se me da bastante bien aunque en senior sólo los pido cuando me los hacen a mí», sonríe. El avilesino buscará el gol y la victoria de nuevo el domingo. Falta le hace al Real Avilés.

Delmiro se remite al pleno

Nuria Delmiro cerró, al menos de manera oficial, la polémica en torno al Muro de Zaro, tras escuchar la rueda de prensa ofrecida por Stadium y Llaranes. «En el pleno fui clara y me remito a ello. Como les dije a ellos, con el paso de las jornadas intentaremos que todos los clubes se sientan cómodos».